Facebook Jueves, 20 febrero 2014

Y ahora… lo de Asia Sur y Venezuela pero en serio

Captura de pantalla 2014-02-20 a la(s) 09.43.10

Enrique Pasquel dijo:

La Revista Asia Sur publicó esta foto en solidaridad con Venezuela. Inmediatamente le empezaron a dar con palo por usar un mensaje en inglés, tildándolos de huecos y pitucos. Lo irónico es que mucha gente que se burla de la foto es la misma que se indigna (con razón) cuando alguien hace bromas sobre el color de la piel, el origen o las costumbres de un grupo. Hay que ser un poco tonto para no darse cuenta de que juzgar a quien sea basado en prejuicios de clase es igual de estúpido y discriminatorio más allá de si se trata de una “clase” con dinero o sin él, “pituca” o no.

La discriminación funciona de ida y de vuelta. Discriminar no solo es prejuzgar a alguien negativamente porque viene de un grupo tradicionalmente excluido. También es discriminatorio presumir que por pertenecer a un grupo privilegiado, por trabajar en una revista de temas sociales, o por hablar en inglés siendo peruano, la persona es hueca, superficial y posera. Por ejemplo, es tan discriminatorio burlarse de una persona o menospreciarla porque habla con dejo de “pituca diforzada” como burlarse de otra porque tiene acento serrano.

Esta forma de discriminación (como suelen hacerlo todas las formas de discriminación), además, hace que perdamos de vista valiosos temas de fondo. En este caso, que a un grupo de peruanos les indigna el abuso que ocurre en Venezuela.

*

Mariana Mango dijo:

En cuanto a Venezuela, todo suma para brindar aliento a personas que están en una situación muy complicada en este momento.

Más allá de la burla, que puede ser cuestionable, sí esperaría a ver si Asia Sur saca algún comunicado de este tipo cuando vuelvan a perderse vidas en Cajamarca por protestas sociales que se tornan violentas (porque no vi uno en el pasado), o como resultado de la minería informal en muchas zonas de la selva del país, o, cambiando el enfoque, por la discriminación en las playas de Asia y muchas otras (Ancón, El Silencio, y varios etc.).

No comento por ahora sobre la forma de comunicar, que puede ser discutible, pero sí sobre qué puedo esperar desde ahora de Asia Sur. Ahora, si sí han sacado pronunciamientos o comunicados sobe estos otros temas, me corrijo y disculpo. Tal vez no rebotaron lo suficiente y no soy lectora de la revista. Creo que lo jocoso también puede venir por eso, el repentino compromiso por causas políticas/sociales cuando hay -hasta donde he podido observar- tanta indiferencia por otras que están mucho más cercanas incluso.

En todo caso, si son congruentes, esperaría que en el futuro las afectaciones a derechos y/o pérdidas de vidas relacionadas con luchas sociales reciban igual solidaridad pública.