Facebook Lunes, 7 abril 2014

Si él y yo hubiésemos estado UNIDOS CIVILMENTE, todo habría sido diferente

Fuente fotográfica: Tv Perú

Fuente fotográfica: Tv Perú

escribe Roberto Villa

Comparto hoy algo de lo que jamás he hablado en público. Creo que el tiempo que vivimos lo amerita.

Tuve una pareja. Nos amábamos. Vivimos 3 años juntos, con sus idas y venidas, encuentros y desencuentros. Compramos un departamento juntos. Yo financiaba mi maestría, por ello el departamento se puso a su nombre. Ahorrando con mucho esfuerzo, fuimos pagando las cuotas. Compramos artefactos, muebles, bienes en común. Eramos un matrimonio.

Cierto día, él se quejó de dolor en el cuello. Luego se le hinchó. Corrimos a la clínica y le detectaron un problema hormonal. Él había tomado anabólicos en el gym para embellecer su cuerpo y eso lo dañó. Su familia (su madre) quiso que el vaya a su casa a hacer el tratamiento. Él no quería, yo tampoco, pero la señora se impuso y el cedió contra mi voluntad.

Lo llevaron al seguro, yo no pude decidir eso. A la semana y luego de pasar varios días en emergencia y sin poder verlo, se puso mal. Me dijeron que no podía visitarlo porque eso estaba reservado a la “familia” y yo era solo un amigo. No me importó y con ayuda de su sobrina me metí al hospital. Me dieron solo dos minutos, el tiempo suficiente para decirle que lo amaba y que esperaba que esté bien para irnos de viaje como habíamos planeado.

Al otro día el murió. Yo no estaba ahí. El que había compartido sus últimos (y mejores) años no pudo estar ahí, es que era solo “un amigo”. Más allá de que mi vida se derrumbó, perdí derechos sobre el departamento y sobre algunas de las cosas en común. Su madre me torturó mil veces para que “devuelva” algunas de las cosas q eran mías, porque para ella, eran de su hijo que solo había sido mi “amigo”. Perdí muchos bienes materiales y acceso a cuentas bancarias. Nunca pude reclamar nada sobre lo que también me pertenecía pues no había ley que me proteja.

Si él y yo hubiésemos estado UNIDOS CIVILMENTE, todo habría sido diferente. Muchos no entienden que dos personas del mismo sexo pueden entablar relaciones duraderas y estables y que no es justo ni correcto que ante situaciones como las que yo viví, una de las partes se quede en el aire. Soy peruano, pago impuestos, hago empresa, contribuyo, tengo DERECHO a decidir con quien compartir mi vida y las leyes deben protegerme.

Nunca antes hable de esto, hoy lo hago y con sinceridad. Como el mío se cuentan cientos, miles de casos similares. Por eso ‪#‎UNIÓNCIVILYA‬ by Robert Villa ‪#‎LATIATULA‬ ‪#‎ROBERTVILLA‬

Secured By miniOrange