Facebook Viernes, 27 febrero 2015

Estos programas son prostitución espiritual. Hay un contrato mediante el cual una persona vende a otra su intimidad.

Foto: América Televisión (Vía Carlín)

Foto: América Televisión (Vía Carlín)

Escribe Carlos ‘Carlín’ Tovar en su Facebook:

Hay opiniones cruzadas acerca de la marcha contra la TV basura. No estoy muy al tanto de lo que dicen los organizadores, ni tengo porqué suscribir todo lo que digan. Lo que pienso es que hay una cosa que debe estar fuera de discusión: que se respete el horario de protección al menor. Lo que, en buena cuenta, significaría que “Combate” y “Esto es guerra” se pasen después de las 10 pm. “¿Qué les molesta de esos programas?”, pregunta Marco Sifuentes. Bueno, para comenzar, no son simplemente “deportistas”, como pretende Vivas. Por ejemplo: hace tiempo vi una secuencia que se llamaba “beso o cachetada”. La “víctima” (para llamarla de alguna manera) tenía que escoger entre esas dos opciones: ser humillada delante de cámaras, recibiendo un beso no deseado, o bien una cachetada. ¿De qué se tratan, entonces, estos programas?. Para mí, se trata de gente que, a cambio de dinero, se presta a exhibir su intimidad (y no me refiero para nada a sus cuerpos, sino a la intimidad de sus sentimientos) para el consumo morboso del público. Venden su alma, para decirlo de otra manera, a cambio de dinero y fama. ¿Qué derecho tienen los conductores de esa supuesta competencia deportiva, de exigirles a los participantes que hagan pública exhibición de sus enredos sentimentales (ahora lo hacen delante de un espejo), lagrimeos incluidos? ¿Cómo se llama el contrato mediante el cual una persona vende a otra su intimidad?. Si se trata de la intimidad de su cuerpo, se llama prostitución. Esto tendría que llamarse prostitución espiritual, entonces. ¿Estoy pidiendo que se prohiba? No, para nada. Repito: estamos pidiendo que eso esté fuera del horario de protección al menor. ¿Podemos estar de acuerdo en eso? Dice Sifuentes que, más que esos programas, lo que importa es el rebote que tienen en otros horarios, entre ellos, los noticieros. Bueno pues, si se los pasa al horario de después de las 10 pm, estoy seguro de que ese rebote va a bajar bastante (y la sintonía también, para desgracia de los anunciadores innescrupulosos). Es todo cuanto puedo decir por ahora.

Otrosidigo: sin ser abogado, dudo de que la versión “teens” (léase: menores de edad) que pretende lanzar uno de estos programas, encaje con las leyes que protegen a los menores.

Secured By miniOrange