Facebook Martes, 31 marzo 2015

Luego de la censura a Ana Jara solo nos queda prender velitas esperando el 2016

Foto: RPP

Foto: RPP

Escribe David Rivera del Águila en su Facebook:

Para los madrugadores. Ana Jara pagó pato por un tema sobre el cual debía y tiene que responder Humala. Pero ella es la cara del régimen y alguien a quien la oposición le convenía derrocar. Una lástima porque Jara venía trabajando con transparencia y tratando de tender puentes para darle algo de estabilidad al país. Pero más pesaron los anticuchos personales, los temores y la confrontación. Porque claro, no es que anoche un grupo de chicos buenos decidiesen que era hora de poner en su sitio al chico malo del barrio. No. Es que las pandillas del barrio no iban a permitir que otro se atreviese a hacer lo mismo que ellos hicieron con más astucia y sin que nadie censurara un gabinete entero por todo lo que hicieron.

Cinco décadas sin que se censura a un gabinete. Digo, ¿no hemos visto situaciones similares o peores en el pasado? ¿Hacemos el recuento? Ha sido una obra trágico cómica escuchar al Apra (memorable lo de Mulder) y al fujimorismo indignarse por el rastreo de la DINI. Joder, hay que ser bien sinvergüenza. Y lo peor de todo es que estos sinvergüenzas, todos, son las principales opciones para el 2016. Se viene un año duro.

Está claro que a nadie le interesa la estabilidad del país. Y mucho menos ceder a sus apetitos e intereses personales para tratar de construir una alternativa decente para el 2016. Porque más allá de las posiciones ideológicas que pueda tener cada uno, lo que el 2016 debería permitirnos es recuperar la ética en el quehacer público. Desde mi punto de vista lo menos importante en este momento es si esa opción viene de la izquierda o la derecha (mientras no sea de cualquiera de los extremos). Necesitamos una opción que nos haga recuperar la confianza en la política, en las instituciones, en quienes nos gobiernan. Lamentablemente hasta el momento no se ve nada en el horizonte. Habrá que ir prendiendo algunas velitas.

Un par de comentarios

El primero sobre la economía. Efectivamente el gobierno pudo haber hecho algo más y reaccionar más rápido. Pero siendo cierto eso el efecto hubiese sido marginal. El problema del freno económico es estructural. Ayer Mulder ponía como ejemplo cómo era posible que Tía María estuviese en riesgo de ser ejecutado. Un poco de memoria señores. ¡Tía María se paraliza por primera vez durante el gobierno de Alan! Por un conflicto social surgido de la filosofía del Perro del Hortelano que hasta ahora no logra ser resuelto.

También se paralizó Santa Ana, por el cual el Estado tiene un juicio hasta ahora. Y Bagua paralizó las leyes que pretendían promover la inversión la Amazonía. Todo por la misma filosofía.

El problema en realidad es que pese a algunos cambios seguimos siendo una economía primario exportadora y dependiente de factores que no manejamos. Historia vieja y repetida. Las reformas debieron y pudieron hacerse en el momento de mayor bonanza. Es decir, durante García. Que además, a diferencia de este gobierno, sí tenía una bancada sólida en el Congreso y un partido que lo respaldara. ¿Qué se hizo? Nada. Por eso, ¿que el Apra critique la desaceleración?

Pero bueno, si para algo les sobra experiencia es para eso. Sobra los esfuerzos de Ana Jara. Si algo había comenzado a intentar a hacer era poner orden con Humala y la «señora». Esa es la razón de la salida de Urresti del gabinete. Y la DINI se la encontró, intentó hacer algo pero ya era tarde. Pero algo estaba intentando hacer. Siempre se puede criticar si es suficiente o no, pero llevaba apenas meses en el puesto.

Secured By miniOrange