Facebook Jueves, 2 abril 2015

La economía está débil porque este país necesita muchas reformas con urgencia

Foto: Peru21

Foto: Peru21

Escribe Pablo Secada en Facebook:

La economía está débil y las perspectivas de corto plazo no son buenas. Es terrible que no estemos creciendo a 4.5%, al menos. Estamos dejando S/. 110 mil millones anuales de valor que no se agrega. Y decenas de miles de empleos que no se generan.

Pero no pierdan de vista que hay tres razones de por qué estemos acá. Primero, el clima y la situación internacional. Segundo, este gobierno. Tercero, una caída de la productividad porque no adoptamos reformas con seriedad desde 1994. El tercer factor es el único que debería preocuparnos. Tenemos que hacer reformas. Sin instituciones, nos la tenemos que jugar más. Falta poco para mi apelación. Estaré mucho más activo después.

Sugiero que aprovechen para comprar departamentos o casas. Este es un mercado de compradores. Tomen su tiempo. Aprovechen oportunidades. Los precios no subirán en un par de años, en el peor escenario. Pero luego lo harán. Y no compramos para especular sino para vivir ahí. Lo mismo con terrenos, fábricas y demás. Ahora es cuando. Hay negocios inclusivos, forestales, de moda y otros, en los que empresas medianas pueden ser muy competitivas. No se sacan adelante en días. A trabajar. Hoy. La economía crecerá a más de 5% por unos años, tras la entrada del nuevo gobierno. Que estemos creciendo poco ahora ayuda, de hecho. Y después depende de cuántas reformas se hagan y qué pase afuera. El auge de la clase media y la integración de las provincias sostendrán el crecimiento.

Hay que distinguir a los distintos tipos de inversionistas.

Los que compran deuda soberana básicamente siguen la capacidad de pago de la misma. Esta tiene que ver con el nivel de la deuda, el perfil de la misma (si es corta o larga, si está concentrada, si está a tasa fija o variable, etc), el resultado fiscal y las perspectivas de crecimiento. En nuestro país ha empeorado la última categoría. Los fondos que compran deuda toman decisiones de inversión en decenas de países. Ven el “valor relativo”. Hablando solo del barrio tienen los problemas en Venezuela, que han afectado su capacidad de pago, Argentina y el fiscal, Brasil sin crecimiento y con escándalos de corrupción. Etc. No es que nos les importen las condiciones institucionales. Saben que son precarias en nuestro país. Y saben que el riesgo político es relevante. Por eso preguntan sobre escenarios peores como si se disolverá el Congreso, si Humala llegará a julio del 2016, etc. Nuestras respuestas son que estos escenarios son poco probables. Saben que les pagaran en cualquier caso.

Los inversionistas extranjeros directos básicamente vienen a invertir en minería o hidrocarburos (gas). El Reporte de Inflación del BCR tiene estimados periódicos de dónde invertirían. Este gobierno ha representado un problema para ellos. No porque consideren malas o muy complicadas la reforma ambiental o de consulta previa. Es porque saben que estuvieron azuzando la protesta antes de ser gobierno y no tuvieron la capacidad de adoptar las reformas sin generar incertidumbre y bien. Los inversionistas en otros sectores siguen con sus planes. Saben que este gobierno está de salida. Y han podido trabajar con él.

Los inversionistas nacionales grandes están sobre expuestos al riesgo Perú y piensan seguir así porque conocen el país. (No deberían pero eso es harina de otro costal). Tienen acceso al financiamiento en condiciones muy competitivas globalmente, equipos de trabajo muy productivos, etc. Jamás confiaron en este gobierno, Y fueron viendo como los ministros en que sí confiaban tenían dificultades para promover sus agendas de políticas públicas. La censura les parece negativa, pero ya asumían un fin de gobierno complicado por la pérdida del control del Congreso.

Los medianos y pequeños deben ser los más afectados. No porque les importa lo que hagan los políticos, sino porque son menos productivos y tienen menos espaldas. Vender menos por la caída de la inversión pública en provincias, por ejemplo, ya los está afectando.