Facebook Viernes, 24 abril 2015

Aparecen nuevos videos íntimos que andan dando vueltas por WhatsApp

whatsapp-video

No, aquí no encontrarás el video.

 

Escribe Jimena Ledgard

Aparecen nuevos videos que andan dando vueltas por wassap y cuya existencia los medios se aseguran de reportar para que no dejes de buscarlos. Circular videos privados no solo es violar la intimidad de otra persona e inmiscuirte en donde nadie te invitó, sino es reducir a otro ser humano (y siempre una mujer, ¿no?) a la calidad de nada.

Es despojarla de su humanidad, quitarle toda capacidad de decisión sobre lo que sucede con su cuerpo, su erotismo, su lo que le venga en gana. Es deshumanizarla y convertirla en algo que se consume sin pedir permiso. ¿Y saben qué más consumimos sin pedirles permiso? Animales. A eso reduces a una mujer cuando circulas esos videos. A un pedazo de carne. Si me da la gana de filmarme teniendo sexo, esa es mi decisión y debería ser solo mía.

No debería tener que «pagar las consecuencias» de pasarla bien en la cama con quien me de la gana. Solo se me ocurre que quienes viven circulando esas cosas deben tener una vida sexual frustrada, porque de otra forma sabrían que esa intimidad y transgresión que ellos también comparten con otra (u otras) personas merece respeto.

Sé que hay varios amigos que andan circulándolos y espero que sepan que, en verdad, dan pena. A ver, si quieren masturbarse, tienen harto material en internet que fue filmado con el consentimiento de las involucradas y por el que las mujeres ganan el dinero que merecen por su trabajo (en el que son muy buenas, por cierto). No hay nada de malo con ver porno.

Al contrario, si estás tan frustrado con tu vida sexual, mira una con tu pareja, por ahí se anima un poco la cosa y dejas de joder. Más bien, tú que te alucinas un pendejito bacán, entiende que ver videos privados y robados no solo te hace cómplice de un delito, sino un pobre y triste huevón.

Secured By miniOrange