Facebook Lunes, 13 julio 2015

¿Cómo salvar a los niños de la tele de ahora? Un breve bosquejo de propuesta

¿Apagar la tele es suficiente? Foto: El Comercio.

¿Apagar la tele es suficiente? Foto: El Comercio.

Escribe: Miguel Flores-Montúfar

Decir que si no te gusta la tele nacional pues pon cable / apágala / conéctate a Netflix / abre un libro, etcétera, es responder con tanta superficialidad como egoísmo. Los que hemos podido ver algunas series gringas de los últimos años, o algunos animes japoneses, o algunos shows de entrevistas y monólogos, somos conscientes de las infinitas posibilidades que brinda la tele para el arte, el entretenimiento y la difusión de ideas. Lo que actualmente se está haciendo con la ficción en tele es, sin exagerar, mejor que en cualquier otro momento de su historia. ¿Por qué vamos a privar de eso a quienes no tienen cable o internet?

Mi escepticismo con las marchas contra la tv basura no se debía a que estuviera de acuerdo con los contenidos de la señal abierta, sino que veía detrás de ese afán cierta miopía moral: en algún momento propusieron, por ejemplo, reemplazar Amor Amor Amor por La Paisana Jacinta.

Repito: a la tele de nuestra época (con Laura Bozzo e imitadoras, con cómicos ambulantes y prensa comprada y blablablá) la salvó su ficción: sus dibujos y animes, las series gringas (que eran bastante menos valiosas que las de ahora) y las millonésimas repeticiones de Volver al Futuro, Karate Kid y Forrest Gump. Y los cuentos orientales del 7 y el Narrador de Cuentos. Ficción, mentiras, historias. Tenemos que devolverle eso a los niños. No eso precisamente, no lo mismo: hay cosas distintas ahora, y sin duda más atrevidas, más arriesgadas, mejores. Reconocer que este tiempo puede ser mejor que el nuestro es, también, un saludable gesto de madurez.

Secured By miniOrange