Facebook Martes, 10 noviembre 2015

Carlín Tovar: “Lo que el voto preferencial provoca es el clientelaje”

Nota del editor: el voto preferencial se expresa en la cédula de votación para congresistas. Son tres casillas: la lista de tu preferencia (con el logo del partido) y otras dos casillas para que elijas a tus candidatos favoritos. En la práctica esta modalidad favorece a los primeros números y, en época electoral, en general un postulante al Parlamento no hace campaña por la nómina que integra, sino por sí mismo. Por lo tanto se crea rivalidad entre postulantes de una misma agrupación y riñas que mellan la democracia interna de los partidos políticos a la hora de elegir a los aspirantes al Legislativo.

En la cédula para elegir congresistas aparecen las tres casillas que explicamos. Imagen: Andina.

En la cédula para elegir congresistas aparecen las tres casillas que explicamos.
Imagen: Andina.

Escribe Carlos Tovar

No se está explicando bien por qué es perverso el voto preferencial. Para comenzar, la cuestión no es el voto preferencial, sino la democracia interna. Lo que queremos es que haya democracia interna en los partidos, y no el mangoneo de las cúpulas. Y para garantizar la democracia interna, lógicamente tiene que sustituirse el voto preferencial con el voto (que puede ser solo de militantes o de los ciudadanos) en las primarias de los partidos. Porque si las primarias de un partido deciden el orden de las listas, el voto preferencial no vendría sino a trastocar eso. Ese es el argumento, y no andar diciendo “es que ocasiona una competencia fratricida entre los candidatos”, porque la gente dirá “¿y a mí qué me importa? que se maten si quieren, porque no les tengo ningún aprecio”.

Más o menos así es la campaña. Todos promocionando su número en vez de su lista. Imagen: blog.pucp.edu.pe

Más o menos así es la campaña. Todos promocionando su número en vez de su lista.
Imagen: blog.pucp.edu.pe

Lo que el voto preferencial provoca es el clientelaje. Me da risa cuando dicen que el elector “tiene que revisar bien los antecedentes de los candidatos, para evitar equivocarse”. ¡Si no se están equivocando para nada!.

Imagen: codigo.pe

Imagen: codigo.pe

Están eligiendo según sus intereses de clientela. Me explico. Un dueño de universidad, o un empresario, son elegidos por sus clientes (el de la universidad, por ejemplo, por los alumnos en edad de votar, o por sus padres de familia, por sus empleados, docentes y proveedores, todo lo cual suma varios miles, suficientes para ser elegido). Esos clientes votan por ellos pensando en que, “si el dueño de mi universidad entra al Congreso, nos irá mejor”.

Los mineros ilegales eligen su comeoro por la misma razón. Es un voto perfectamente racional, no tiene nada de desinformado. La ventanilla única y demás paparruchadas no van a corregir esto. Es así como se ha trastocado por completo el sentido de la democracia, porque el Congreso no es para que “a la universidad de mi hijo le vaya mejor”, o que “a los mineros ilegales nos dejen trabajar” sino para dar las leyes de interés público.