Facebook , feis , politica , redes sociales , sociedad Lunes, 23 noviembre 2015

6 herencias traumáticas que nos dejó Alberto Fujimori

fuji

Caricatura: Carlín Tovar

Escribe Carlos Tóvar Samanez

Leo un buen artículo de (José) Ugaz sobre el legado del fujimorismo en la corrupción de las instituciones. Lo que me mueve a hacer mi propio balance del legado, pero en términos de seis elementos concretos y materiales que están ante nuestros ojos.

1. La combi asesina

Una ley de Fujimori liberalizó el transporte de manera salvaje (sí, el régimen anterior era malo, pero la cura fue peor que la enfermedad) permitiendo las empresas cascarón donde combis de la misma línea hacen carrera entre ellas, atropellando a la gente. Falta contar los miles de muertos ocasionados por estas criaturas.

combi

¡Pisa, pisa! Foto: vía Peru21

2. El notario-falsificador

Otra ley de Fujimori liberalizó el sistema de notarías permitiendo que se multiplicaran sin el debido control. Resultado: notarios (que deberían dar fe de la autenticidad de los documentos) que legalizan despojos, documentos falsificados, cualquier cosa. El especímen característico: el famoso Medelius. Pero hay muchos más, vivitos y coleando.

3. El ladrón de terrenos comunales

Las tierras de las comunidades eran inalienables, no se podían vender (¿eso era malo? Tal vez, pero el remedio fue peor que la enfermedad) . Otra ley de Fujimori permitió la venta, (pero igualmente sin los debidos recaudos) de manera que, sobornando a dirigentes de las comunidades, los traficantes se han venido apoderando de miles de terrenos a precio huevo, dejando a los comuneros despojados y en la pobreza. Ejemplar representativo de esta especie: Orellana, por supuesto.

4. El policía-delincuente 24×24

Antes, que un expolicía fuese capturado delinquiendo, era noticia. Hoy, la noticia es que un policía EN ACTIVIDAD (o peor, una banda de ellos) es encontrado asaltando y matando. ¿Gracias a qué? Al sistema 24×24, creado por nuestro benefactor, Fujimori.

polis

Policías asaltan a los ciudadanos ¡en grupo!. Foto: Ojo

5. La universidad bamba

Otra ley de nuestro benefactor permitió las universidades con fines de lucro, permitiendo que proliferen locales (hasta de cartón y esteras) donde se entregan títulos “a nombre de la nación” que son una estafa, que no sirven para nada.

6. El esterilizador de mujeres

Personal médico y paramédico que fue obligado a violentar salvajemente a mujeres desvalidas. ¿No era ésa una involuntaria manera de decir “quiero exterminar a esta gente, no quiero que se reproduzcan, porque los odio”?

esterilizaciones

Los médicos se tomaron fotografías con las víctimas de las esterilizaciones forzadas. Foto: Diario 16

Creo que me olvido de algunos otros elementos del legado. Si es así, los agregaré después (ustedes también pueden hacerlo). Es un legado, como dije, material, visible y palpable, que no admite dudas. No me cabe duda de que quien nos dejó este legado odiaba (y sigue odiando) al Perú, y trató de desmoronarlo, torpedearlo y maltratarlo por estos medios. Odio inconsciente, probablemente (conscientemente, él se jurará que nos ama) pero odio. No debería sorprender a nadie que, en 1992, fuera corriendo a esconderse a la embajada del Japón, y en 2000 se refugiara en ese mismo país, renunciando por fax. Tampoco que candidateara al senado japonés. No permitamos que otra vez nos agarren de cojudos, por favor.

Secured By miniOrange