Facebook , feis , musica , redes sociales Martes, 12 enero 2016

“¡Más respeto, carajo, que se ha muerto David Bowie!”

bowie

Foto: sonarfm.cl

Escribe: Renato Cisneros

Ayer por la mañana, mientras viajaba en el Metro, sentí un bajón de ánimo. La muerte de Bowie, la inminencia de cumplir años lejos, el frío de Madrid, pero sobre todo lo de Bowie. Que haya un genio menos en el mundo –uno como él, además– me deprimió. En serio.

De pronto, mientras escuchaba en el Ipod «Life on Mars?», subió un patita de unos 35 años, casaca negra, que llevaba un estuche de guitarra. Se paró en medio del vagón y sacó el instrumento. Lo hizo con tal actitud que pensé que tocaría un tema de Bowie. Estaba seguro de que lo homenajearía, y entonces todos los pasajeros lo aplaudiríamos de pie, y premiaríamos su gesto con puñados de monedas de dos euros. Lo deseé con todas mis fuerzas: una epifanía que me saque del desanimo. Bajé el volumen del Ipod apenas él empezó a rasgar las cuerdas buscando el primer acorde. Quería oír completo el merecido tributo al Duque Blanco.

Grande fue mi conmoción cuando, en vez de escuchar, no sé, «Changes», «Space Oddity» o «Young Americans», el sujeto empezó a cantar «Tu pirata soy yo» de Chayanne. Tuve ganas de pararme y gritarle: «¡Más respeto, carajo, que hoy se ha muerto David Bowie!».
Pero me quedé quieto, y mi silencio me hizo cómplice de tan imperdonable canallada.