Facebook , feis Miércoles, 3 febrero 2016

“Existe en el Perú la tendencia a creer que el peor votante es aquel que proviene del sector económicamente más deprimido”

base_image

Antonio Meier y César Acuña.

Escribe José Carlos Yrigoyen

Existe en el Perú la tendencia a creer que el peor votante es aquel que proviene del sector económicamente más deprimido, que no ha cursado estudios superiores y que vota por motivaciones absolutamente irracionales.

¿Quiénes suelen decir esto? Los que votaron el 2010 en San Isidro por Antonio Meier “porque es el papá de Christian, que es tan carismático”.

Los que en el 2011, entre votar por PPK o Toledo votaron por el primero porque lo sentían más “parecido a ellos” y porque les daba cosita votar por un cholo (dividiendo así, de la forma más estúpida y frívola posible el voto moderado).

Los que ahora se niegan a votar por Acuña no por sus escándalos y sus plagios, sino porque no van a votar por un “zapallo que se come las uñas y después las escupe”, que “usa papel higiénico en vez de servilletas” y con quien una alumna del San Silvestre “solo podría estar por curiosidad antropológica”.

Ninguna de las citas me las he inventado. Todas las he tomado de diversas fuentes.

Es ese mismo votante que se escandaliza de que la gente de otros distritos pasee por el Olivar, porque malea el vecindario. Es por esa gente que debemos sentir vergüenza. Una imbatible vergüenza.