Facebook , feis Martes, 23 febrero 2016

Otra versión de la historia del desalojo en la playa El Silencio (GALERÍA)

12744486_10153416572351911_6886358907174575218_n

Desalojo cantado. Foto. Zoe P. Massey

Escribe Zoe P. Massey

Ayer, lunes 22, aproximadamente a las 10:30 p.m., recibí un mensaje de un amigo comerciante de la playa que me avisaba que esta madrugada, parecía, sería el desalojo tan comentado durante los últimos meses. Desde esa hora casi todos los comerciantes de los restaurantes empezaron a sacar sus cosas. Camiones bajaban a la playa y subían cargados de electrodomésticos, mesas, sillas, tanques de agua, hasta plantas. Parecía que sería real.

Hoy, aproximadamente a las 5:30 am,  pude escuchar los gritos de los vecinos desde el malecón diciéndole a los de abajo que suban porque llegaba la Policía. Uno de ellos dijo: ya vámonos, son 3,000, ya para qué lucharla. En efecto; bajaron aproximadamente tres mil efectivos policiales (que según me comentaba un Mayor, vienen de Lurín, de Lima y hasta tan lejos de aquí como Puente Piedra), hay algunas tanquetas (creo que cuatro), porta tropas (¿si no como vienen los policías?) y la Policía montada (yo estoy totalmente en contra del uso de caballos y el mismo Mayor me explica que los caballos no son afectados en caso de bombas lacrimógenas y permiten que entre la policía montada de ser necesario. Igual no me encanta pero me sorprende).

Entonces se dio el desalojo y yo voy a contar lo que he visto por aproximadamente cinco horas, tomando fotos de todo (para el que no sabe, la orden judicial del desalojo estaba ya dada desde noviembre del año pasado. TODOS ya sabían que se iban a tener que ir).

  1. Ellos son TODOS invasores ilegales (así como aplaudes que desalojen los que ocupan ruinas, esta es una playa pública).
  2. No pagan impuestos (así como te quejas que Telefónica no paga, ellos tampoco).
  3. A ellos se les desalojó en el 2009 y regresaron con una famosa y absurda acción de amparo que los volvió intocables (así como te molesta el abuso…).
  4. No tienen agua ni desagüe.
  5. Repito: la orden judicial y el aviso están dados desde noviembre del 2015. Ellos decidieron no moverse.
  6. Es un desalojo SÚPER pacífico. Lo he visto todo. No te invento, no opino sin saber. La Policía ha entrado de a pocos, no hubo agresiones. Se les ha dado tiempo a todos de sacar sus cosas, incluso las maderas de los locales y la retroexcavadora ha estado yendo y viniendo para poder darles más tiempo de poner todo afuera.
  7. La playa es PÚBLICA. Aquí, sin embargo, no podías entrar sin que te cobren 10 soles para hacerlo. Había un consumo mínimo para usar “sus espacios” (consumos a los que se le sumaba “mobiliario” y “servicios” llegando a pagar más que en restaurantes con las debidas comodidades y servicios).

Si bien nadie quiere que otro se quede sin trabajo, ¿les parece justo algo de lo que les comento?, ¿siquiera legal?. ¿Se puede justificar una invasión de terreno público solo por esta idea? No lo creo, porque estoy segura que todos queremos que nuestro país mejore, que se respeten los espacios públicos y que se protejan los naturales. Como esta hermosa playa.

Galería de Imágenes

(Créditos: Zoe P. Massey)

5958_10153416567701911_5051621416598827481_n

8383_10153416626701911_185215108723578818_n

983658_10153416566891911_8362392423003616117_n

992872_10153416569346911_6143161245819572763_n

Sí, a poquísimos metros del mar (y con ese cartelito).

 

992965_10153416562951911_3940463473402754588_n

993540_10153416559506911_7624779348511791033_n

1014103_10153416565941911_1405570932312144097_n

1384005_10153416562231911_9189241644755947731_n

1916699_10153416572481911_6523655379301055493_n

10153858_10153416568551911_5672394180756553308_n

10325400_10153416562916911_1615332963792666107_n

10371727_10153416574796911_3192496282010639302_n

10390239_10153416564446911_1520101823938852666_n

10403106_10153416573336911_505310093185755817_n

10426771_10153416574226911_8893354703857827954_n

10624592_10153416559021911_6980352658962885165_n

10624665_10153416573331911_4923302517998773091_n

10626621_10153416565391911_2229376247660633469_n

11934952_10153416567661911_8693148775493369014_n

12189090_10153416563761911_584573259037196816_n

Unos tres mil policías bordean la zona del desalojo.

 

12495229_10153416562241911_1173433542863840406_n

12496355_10153416566841911_5975655484184759219_o

12670373_10153416559626911_3665239688148164633_n

12717928_10153416572716911_549224289826010489_n

12718177_10153416572286911_7465527465998175743_n

12728816_10153416566016911_8813207674179271849_n

12729095_10153416571486911_724277293569648904_n

12729173_10153416577411911_7412219530385111692_n

12729176_10153416562256911_4847342659632050863_n

12729298_10153416560616911_8236150108092103291_n

 

12733427_10153416565331911_5980852699245971271_n

12733479_10153416558976911_6042461384436934064_n

12733589_10153416625911911_2020406224647899902_n

Así va quedando la playa despejada.

 

12734133_10153416574166911_1826297290272480521_n

12742179_10153416575256911_8948480391036766968_n

12742458_10153416568996911_5677819728302648540_n

12742707_10153416560476911_2412093172348336584_n

12742784_10153416561516911_5861526061293695759_n

12743627_10153416565981911_3632531463141110933_n

12743728_10153416563801911_8011132308420461789_n

12743746_10153416576526911_871810504788521417_n

12743929_10153416561561911_429525432402385540_n

12744074_10153416562866911_796684567646427848_n

12744113_10153416569046911_8101550157297244580_n

12744246_10153416559101911_2570150213433090674_n

12744262_10153416566886911_2863196817592602129_n

De a pocos, los comerciantes que invadían el espacio público en El Silencio, van llevando sus cosas.

 

12745446_10153416571446911_557741711017902341_n

12745549_10153416560696911_2721636788353643877_n

12745646_10153416576646911_7707515932960979688_n

12745964_10153416625876911_7565773232280859196_n

12747424_10153416563756911_6134305497808724433_o

12768225_10153416565316911_5725834154281218331_o

12768383_10153416560901911_6490583525381834378_o

12771744_10153416567656911_6157811507124234978_o

12778865_10153416564436911_6512766055780227709_o

12779133_10153416559301911_5230110462356479595_o

Sí, estamos todos de acuerdo que no queremos que hagan edificios pero depende de todos seguir protegiendo el espacio público. Así que de suceder esto, espero ver a todos los que suponen que ello pueda pasar, en pie al lado de nosotros, exigiendo se respete el espacio público como tal. Informados ahora están.

Voy a resaltar el trabajo de la policía; ha sido en un orden impecable, sin desmanes, sin agresiones, sin correteadas ni nada. Han respetado a la gente y han pedido respeto para ellos: “por favor, señores, saquen sus cosas esto es un acto PACÍFICO”, repitieron varias veces en un megáfono mientras avanzaban en filas por los locales. De verdad impecable (y sabrán que, lamentablemente, no suelo aplaudir mucho sus acciones).

De yapa diré que la misma gente que vive aquí en el pueblo, no en Señoritas o Caballeros,  no deja de decir que “ya era hora” y que eran muchos unos abusivos. Como me dijo el policía mismo: “qué tal raza, ¿o sea que yo quiero un negocio entonces lo puedo poner donde me da la gana y hacer lo que me da la gana?”. Ellos no solo han hecho eso sino que han malogrado por completo el paisaje de la playa, ya ni se veía el mar.

Y tiene razón. Hoy, mientras se llevan ya todos los escombros en volquetes, puedo ver la arena de esta playa a la que he venido desde chica. La ley es la ley, aquí se ha hecho respetar, entonces respetémosla todos. Mientras escribía esto un grupo de unos 20 comerciantes (de más de 60 quioscos en total) gritaban ante las cámaras: “la playa no se vende , alcalde corrupto”. Irónico, viniendo de gente que tomó la playa como propia y cobraba por su uso.

Es la una de la tarde y ya no se oye bulla afuera. Hay algunos metidos en el mar y mañana, al parecer, ya estaría todo limpio para poder usar TODOS nuestra playa. Eso sí, trae sombrilla que no encontrarás otras por el momento. El Silencio es una de las playas más lindas de nuestra ciudad, CUIDÉMOSLA TODOS.

Secured By miniOrange