Facebook , feis Jueves, 3 marzo 2016

«Hace bien DATUM en enjuiciar a García»

ppk-supera-a-alan-garcia-pero--jpg_604x0

En guerra. Composición: Útero.pe

Escribe Mauricio Saravia

Han pasado dos cosas que me parecen importantes de ver, con relación a comentarios del Apra sobre las encuestas. El primero, el de Alan acusando a Manuel Torrado, de Datum, de haberle ofrecido favorecerlo en sus encuestas por 800,000 dólares. El segundo: un tweet de Mauricio Mulder sobre GfK, señalando que como dos ex trabajadoras de esta empresa (a quienes conozco y me parecen excelentes profesionales) trabajan actualmente en Yanbal, entonces la encuestadora no tiene ninguna credibilidad. ¿Objetivo? Que todos duden, que no haya encuestadora que quede viva, que todos los candidatos estén en cero y a partir de ello, hacernos creer que el Apra tiene más de su paupérrimo 4 o 5%.

Con respecto al primer caso. García dijo directamente que DATUM le ofreció favorecerlo. Hoy día Mulder y García Belaúnde han salido a decir que ofrecieron un servicio. Son dos cosas totalmente diferentes. Las encuestadoras viven de hacer encuestas. Algunos de sus dueños consideran que además pueden ser consejeros o asesores y lo ofrecen como parte de sus servicios.
Una campaña presidencial, asumiendo un contrato de encuestas tres meses antes de las elecciones, debe implicar una encuesta semanal con no menos de 1200 casos (nacional urbano rural) los dos primeros meses y unas 3000 o 4000 encuestas el último mes, además de probablemente un conteo rápido el día de las elecciones. ¿Eso nos puede dar 800,000 dólares? No lo creo, a lo más unos 800,000 soles. Alan pudo haberse confundido. Pero es realmente preocupante que pueda decir algo así, como si nada.

Hace bien DATUM en enjuiciar a García. Como señaló Vasquez Kunze hoy, hará bien un juicio público sobre este tema. Ya no es solamente: «las encuestas mienten», «a mi no me han encuestado», sino que se ha precisado quien y cuando. Ahora se verá bien este tema. Pero que Mulder y García Belaúnde empiecen a decir que se trataba de una oferta de servicios, ya parece tratar de ponerle paños fríos a un tema muy serio.

Con respecto al segundo punto, las encuestadoras o empresas de investigación de mercados, suelen ser trampolines para que el personal que allí labora pase a empresas, habitualmente a áreas de marketing o de investigación de mercados. Conozco muchas personas (muchas) que hoy son muy buenos profesionales en muchos sectores y en ámbitos públicos y privados que empezaron sus carreras profesionales en empresas de investigación de mercados. Cogerse de eso para intentar desacreditar a alguna empresa no solo es ingenuo sino estúpido. Y con las dos personas señaladas por Mulder he tenido el gusto de trabajar. Mulder es lo suficientemente mañoso como para que esto sea simplemente una cosa «al vuelo». Pero así uno va constatando que la política enloda. No hay nada bueno en ella.

Las encuestadoras

Dicho esto, creo que hay cosas que las encuestadoras deben evitar, para no contribuir a su propio cuestionamiento:

1. Soy un convencido de que no se debe trabajar para un candidato y a la vez para un medio de información. Es tentador, es mucha plata, pero hay que decidir. Y habría que ver cuántas encuestadoras realmente no lo hacen. Por el bien de la transparencia, sí se debería evitar este doble trabajo. Nada comercial lo impide. Pero sí creo que hay un tema ético allí. Incluso no estaría en contra de que fuera un requisito del JNE para siguientes elecciones.

2. Creo que no hace bien que las encuestadoras estén tan sujetas a la decisión de sus contratantes. En lo que va de esta campaña, por lo menos dos encuestadoras han cambiado la fecha de publicación (y de trabajo de campo) de una encuesta «porque el cliente así lo consideró». Y otra encuestadora publicó un simulacro que nadie esperaba y que sus contratantes no anunciaron, aún cuando es un tema que daría mucha venta. No es tan simple ni tan fácil. Dan la sensación de estar demasiado influidas por sus clientes y puede restarles objetividad hacia los demás. El JNE podría exigir un cronograma de publicación.

3. Creo que debería pensarse en crear un gremio de encuestadoras de opinión pública. Apeim no está para ello. Podría, pero parece que no quiere. Algo conozco de adentro ello y no todas las empresas que están en Apeim hacen opinión pública y con justicia no sienten que sea un tema que las represente. Y hay encuestadoras que no están en Apeim que hacen intención de voto. Hay que generar un organismo de regulación de esto. Que además pueda ayudar a generar lineamientos comunes. Todavía en estas elecciones veo encuestas que se hacen solo en Lima y que francamente algunos periodistas reproducen.

4. Debe ser obligatorio que hayan consideraciones estadísticas para la publicación de resultados. Empate estadístico es empate. Medio que publique un ganador en empate, que sea sancionado. Que se explique margen de error, intervalo de confianza, alcances de la encuesta, representatividad y cobertura.

Creo que con estas cosas, no habrá Apra que pueda dudar de manera tan vil de todo y generar tanta confusión.

 

Secured By miniOrange