Facebook , feis , politica , redes sociales , sociedad Jueves, 31 marzo 2016

Imagina que tienes que cargar baldes desde un río para bañarte, para beber, para cocinar

Foto: Andina

Foto: Andina

Escribe: Edgar Bazán Castañeda

Hace unos años fui a una comunidad pequeña. Su única fuente de agua en ese momento era una quebrada cercana, pero también contaban que hace casi 20 años sí tuvieron acceso a una: fue cuando el Estado a través de Foncodes, había construido un pozo pequeño en la zona. Para cuando fui, estaba arenado y casi sin agua para el consumo después de tantos años, evidentemente inservible.

Ayer hubo un corte de agua en algunos distritos de Lima y leo cientos de comentarios quejándose de las horas en las que muchos usuarios no podrán contar con este vital elemento. Lo entiendo, para alguien que no está acostumbrado, sufrir este recorte es mucho más que una incomodidad. Ahora imagínense no horas, ni días, sino años así. Años que tienes que cargar baldes desde un río para bañarte, para beber, para cocinar.

Ahora piensen en esas personas de la comunidad. ¿Qué opinión pueden tener del Estado, del Gobierno Central, del presidente de la República? Para muchos de ellos, el Estado que a ti todos los días te garantiza agua, luz, pistas, veredas, etc. se reduce sólo a la imagen de ese pozo inservible… y de la persona que ordenó construirlo. Sí, ese presidente cuya hija hoy tiene el 30% de las preferencias electorales.

estado2

Imagen: vía Exitosa

 

No pretendo hacer una defensa del fujimorismo por el cual, como ustedes saben, no votaré y mantengo discrepancias. Pero lo que sí pretendo es dar un elemento más de análisis ahora que leo comentarios bastante fuertes respecto de esta opción política. Calificativos como que es una peste, que están para el psiquiatra o es inmoral… no sólo va hacia sus dirigentes sino también hacia sus simpatizantes.

¿Es justo endilgarle esos calificativos a ese 30% de peruanos que han decidido votar por esta opción política? El fujimorismo no solo está conformado por Hermoza, Montesinos o Rivas. También lo está por gente honesta, trabajadora, que cree en muchos aciertos que tuvo ese Gobierno y que condena sus errores y delitos. Gente como de esa comunidad de las que les hablé, quienes creo, no merecen que se les etiquete con esos calificativos.

¿Saben lo que para mí sí es inmoral? Es que en 20 años esa gente no tenga agua. Que sus vecinos de otra comunidad no tengan un colegio decente o que para ir a tratarse una gripe tengan que navegar horas y algunos hasta días a alguna posta. Inmoral es que en 20 años nadie haya perfeccionado iniciativas como Foncodes o que hayan calificado como “populismo” cualquier obra que pueda haber mejorado su calidad de vida y que en lugar de eso, no les hayan ofrecido nada. Inmoral es que encima de eso no los escuchen, los olviden y ahora hasta los insulten.

Como dije algún tiempo en otro post. ¿Quieres que el fujimorismo desaparezca? Sencillo: Empieza por abrir tu mente, por entender la lógica de sus simpatizantes (de los buenos), por rescatar esas expectativas, por incorporarlas a tu opción política… pero sobre todo dejar de hacerle caso a ciertos “líderes” que lo único que hacen es repetir las mismas cosas desde hace tiempo. Les apuesto que en unos años ya no te tendrás que preocupar más por ellos. Si no lo haces, no te quejes, no reniegues o lo que es peor, no insultes o menosprecies a aquellos a quienes no se te dio la gana de entender.