Elecciones 2016 , Facebook , feis , redes sociales Viernes, 1 abril 2016

6 pasos que explican la encuesta de Datum en la que Verónika Mendoza y PPK se disputan el segundo lugar

datum6 vía RPP

Uyuyuy. Imagen: vía RPP

Escribe: Iván Lanegra

Encuesta Datum – Perú 21 (1° de abril vs 22 de marzo)

Fujimori 36 (0)
PPK 17 (-1)
Mendoza 15 (+3)
Barnechea 10 (-4)
García 4 (0)
Santos 2 (+1)
Otros 3 (0)
B/V 4 (-4)
NS/NC 9 (+5)
Margen de error +/- 2.8%

Simulacro (1° de abril vs 22 de marzo)
Fujimori 36.1 (+1.7)
PPK 16 (-1.3)
Mendoza 14.8 (+4.3)
Barnechea 9.3 (-4.4)
García 3.4 (-0.8)
Santos 2.1 (+0.8)
Toledo 0.9 (+0.1)
Otros 3.2 (+0.7)
Blanco 9.8 (-1.1)
N/V 4.4 (-0.2)

datum2 vía Carlos Jr. Yancul

Imagen: vía Carlos Jr. Yancul

Segunda vuelta
Fujimori 41 PPK 40
Fujimori 46 Mendoza 36
Fujimori 44 Barnechea 37
Fujimori 50 García 14
Mendoza 39 Barnechea 31
PPK 45 Mendoza 34
PPK 45 Barnechea 29

Simulacro de voto Congresal (solo Lima y curules)
Fuerza Popular 24.1 (15)
PPK 15.7 (9)
Acción Popular 7.5 (4)
Frente Amplio 7 (4)
APRA-PPC 6 (3)
APP 2.2 (1)
Otros 4.8
Blanco 28.9
N/V 4

datum5 la repu

La blusa roja (no) es referencial. Imagen: La República

A 9 días de las elecciones, finalmente se ha producido un cambio en la intención de voto de los electores. Tanto Fujimori, como PPK y García no registran modificaciones significativas en su intención de voto. El cambio relevante se ha producido entre Barnechea y Mendoza. ¿Qué ha pasado?

Tras la exclusión de Guzmán y Acuña, el discurso de Alfredo Barnechea estuvo orientado a distinguirse de Mendoza buscando ubicarse al centro y poniendo a la candidata del Frente Amplio hacia la izquierda. Esta estrategia implicaba disputarle los votos a PPK en Lima y la costa peruana y asumía que no se vería afectado en el resto del país. Esto parecía razonable. Pero implicaba un accionar políticamente muy hábil, que mantuviera una buena relación con quienes optaban en ese momento por él y que por otro lado lanzara mensajes interesantes para el elector que prefería a PPK. Y desde luego, acompañar esto con actitudes que mostraran al candidato cercano a las personas y con ganas de ser presidente. Mucha política. Mucho carisma.

Esto no ha pasado. Ni ha tenido éxito en disputarle los votos a PPK, ni ha logrado mantener su intención de voto. Ha perdido intención de voto en el centro y en el sur del país. Electores que se han ido hacia la candidata del Frente Amplio. Además, la activación del “antifujimorismo” en el sur ha golpeado a Fujimori a favor de Verónika Mendoza. Esto ha producido un cambio significativo en la intención de voto a favor de ella y una pérdida casi igual en Barnechea. Los ataques que buscan identificar a Mendoza como el nuevo Humala –contra la élite, contra Lima, antifujimorista– están reforzando la imagen que ella necesita para terminar de aglutinar a los votantes del centro y sur del país y de ciertos sectores de Lima. Si esta sensación se mantiene –e incluso, crece– lo que podría observarse es a Mendoza sobrepasando a PPK el 10 de abril.

datum7

“Eso te pasa por no comer chicharrón jiji”. Imagen: El Comercio

¿El votante de Barnechea más cercano a PPK migrará hacia este último para cerrarle el paso a Mendoza? ¿Será suficiente? Fujimori ha señalado abiertamente que sería para ella ideal ir a la segunda vuelta con Mendoza. En todas las encuestas la candidata del fujimorismo superaría claramente a la cusqueña en dicha circunstancia. Aunque esto es siempre relativo, pues la segunda vuelta es una nueva elección. En cualquier caso, este es el escenario que menos imaginaron los entusiastas por la salida de Guzmán y Acuña.

Siendo las distancias tan cortas aún, los errores pueden costar mucho. Esperemos la encuesta de GfK e Ipsos que vienen esta semana para observar si las tendencias se muestran similares. El debate presidencial, por diversas razones, no suele variar significativamente las tendencias ya existentes. Pero si la distancia es muy corta entre los candidatos, podría ser relevante.

Otro aspecto a considerar es la diferencia sustantiva entre el voto presidencial y el congresal. En gran medida explicado por el alto número de votos en blanco (28%). Como ya hemos comentado, Fujimori obtendrá –de lejos- la bancada más numerosa, quedando pendiente si se acerca o no a la mayoría absoluta. Por otro lado, si Fujimori perdiera la segunda vuelta, el que gane tendría la bancada parlamentaria oficialista más pequeña en nuestra historia democrática.

Como siempre en nuestras elecciones presidenciales, la última semana será decisiva.