corrupción , Elecciones 2016 , Facebook , feis , politica , sociedad Miércoles, 13 abril 2016

“La segunda vuelta se disputará entre Keiko y PPK. Votar entre uno u otro será difícil por no decir imposible”

ppk

BAIA BAIA. Imagen: RPP

Escribe: Cecilia Niezen

La segunda vuelta se disputará entre Keiko Fujimori y PPK. Es decir, entre la representante de una década de dictadura, corrupción y sangre, y entre un lobbista profesional. Se siente cierta algarabía en Lima e incluso en varios medios de comunicación. No creo que se sienta lo mismo en provincias ni que estemos en una fiesta democrática.

Particularmente, votar entre uno u otro será bastante difícil para mí, por no decir imposible. Primero, porque encarnan modelos económicos similares que creo es hora de que cambien. ¿Todo estaba bien? No necesariamente. Durante 25 años de modelo económico neoliberal en el país y cifras de crecimiento por encima del 6%, uno esperaría que al menos dos aspectos básicos (salud y educación), hayan mejorado notablemente. Pero no. Un ejemplo: el SIS tiene 16 millones de afiliados y solo tiene capacidad para atender a la mitad. No hay recursos para la salud, pero sí para otorgar varias excepciones tributarias a algunos sectores bastante privilegiados. Y como ya lo he dicho antes, los peruanos, especialmente los más pobres, mueren en sus casas o en las salas de espera, pues muchos ni llegan a alcanzar un cuarto.

Y si naces hoy en una zona rural, tienes la mitad de posibilidades de terminar tus estudios escolares con respecto a alguien que nació en la costa. La educación y salud pública agonizan, mientras que los sectores privados nos exprimen sobre nuestros propios derechos. No puedo sentirme satisfecha de este resultado, porque leyendo el plan de PPK, es cierto que habla de inversión en las personas, pero no hay un deslinde entre los servicios que debe otorgar el Estado y que no pueden ni deben seguir convirtiéndose en mercancías. PPK es un lobbista. Podría ser un buen lobbista, un lobbista por causas justas. Pero no. Tiene un prontuariado bastante rochoso: salvataje de bancos, millonario contrato de gas de Camisea que no nos beneficia un ápice y que no pensó antes en renegociar (solo cuando otros candidatos lo señalaron).

ppk2

Me has hecho reflexionar. Imagen: www.diariouno.pe

Sin hablar de sus contactos gringos (mucho por explorar). Por eso, no confío en él, aunque he reconocido que tiene una propuesta de agua y saneamiento muy potente. Es un lobo feroz y no me creo el cuento de que quiere dar su último respiro para impulsar al Perú. Lo siento. Me emocionó Barnechea y Verónika. Sin pensar que ambos eran de partidos distintos, abrazaron ideas de Estados de Bienestar, de un Estado al servicio de todos los peruanos/as, de un cuidado prioritario por el medio ambiente, hablaron de reformas serias. Discursos poco sexys, pero necesarios. Basta de ciudadanos de primera y segunda clase. Ellos hablaron de reformas tributarias. De economías que se diversifiquen, y hablaron menos de minería y de agroexportación como sí lo hicieron Keiko y PPK. Estuvo en el foco la pequeña agricultura, el empleo informal, la calidad del empleo.

Por eso, fueron sacudidos por todo tipo de insultos y difamaciones. Ojo, hablar de un estado de bienestar, de enfrentar la evasión/elusión tributaria, que paguen los peces gordos sus tributos, hablar de los derechos de los trabajadores y de reforzar las normativas ambientales, burladas por muchas empresas, es un discurso peligroso para muchos grupos de poder acostumbrados a hacer lo que quieran en su chacra Perú. Solo importa Lima, porque lo que diga el resto del país no importa. Y a Verónika había que tumbarla. Le dijeron chavista, comunista, roja, velasquista. La difamaron. Pidieron en memes patéticos, mandar a la CSM a todos los que voten por ella. E hicieron spots llamando a la causa de convencer a un barnechevere de votar por PPK para salvar al Perú.

No he visto antes tanta violencia en un proceso electoral, en este caso, dirigido con mayor énfasis a una mujer: Verónika Mendoza, representante del Frente Amplio. Los que apoyan o creen en sus objetivos son unos rojos, comunistas, fachos. Sin recordar selectivamente los noventa y cómo se tuvo que recuperar la democracia de la dictadura fujimorista, no dejaron de pensar en la dictadura Venezolana, mientras Keiko pasaba piola. Fue un pueblo cansado el que salió a protestar y recuperó esa democracia, con un personaje importante para ello, Alejandro Toledo, objeto de chacotas diarias. Tampoco digo que sea una joya. Hoy culmina la primera parte de un proceso electoral que más que un circo, huele a fraude.

vero

Para otra oportunidad será, amigo Verolieber, amigo Barnechévere. Imagen: El Comercio

Alan parece que pasará la valla por una resolución Onpe del sábado y a medida, no? Sacaron a dos candidatos de contienda, pero a otros con las mismas faltas no. Uno de ellos, Julio Guzmán, avanzaba muy rápido en las encuesta, iba en segundo lugar y podía ganarle a Keiko en segunda. Hoy, casi olvidado, cuando lo recuerdan es motivo de memes y burlas… Bravo!!! Implementaron un voto electrónico en muchas zonas y generaron un caos brutal, e imagino, varios votos perdidos.

En fin, si hay cosas positivas es que dos candidatos (Barnechea y Verónika) han hablado claramente de derechos que no deben ser privilegios. Estos discursos están plasmados en planes e ingresaron al debate público. El Frente Amplio tiene una mujer joven, bastante valiente, que a sus 35 años ha recibido miles de insultos y ha hecho una campaña, creo, bastante digna y valiente. Tiene mucho futuro y eso es bueno. Cusco, Ayacucho, Andahuaylas, Huancavelica, zonas muy golpeadas por el terrorismo y con altos índices de pobreza, le han dado un respaldo avasallador. Sí, a ella, la terruca. Y también estas elecciones me han permitido ver el nivel de intolerancia de nuestra sociedad y de muchos amigos y amigas.

Que me borren los que quieran, los que no aceptan una mirada diferente y tienen un lenguaje clasista y de odio. Yo no acepto insultos ni faltas de respeto como las que he recibido por decir lo que pienso. No dormiré feliz hoy. Pero creo que sí hay aires nuevos y vienen de propuestas muy sensatas que espero, por mi país, sean tomadas en cuenta, pues quien gane las elecciones debe gobernar para todos los peruanos y no para sus amigos de Lima, para limpiar mafias o para seguir reforzando lobbies. Gut nait! PD: Buena Verónika Mendoza y Alfredo Barnechea.