Elecciones 2016 , Facebook , feis , periodismo , politica , sociedad Miércoles, 11 mayo 2016

5 pasos que desbaratan la última versión sobre los estudios de Keiko Fujimori

keiko7

Imagen: Útero.pe

Escribe: Julio Arbizu

La historia del depósito de US$ 247, 375.00 a favor de Keiko Fujimori, contada por documentos oficiales de la Fiscalía de la Nación.

Varias cosas relevantes:

La cuenta a plazo fijo se abrió en 1997 y no se tocó (con la excepción de una transferencia de US$ 70,000 a su hermana Sachie) hasta marzo de 2001 (cuando su padre ya había fugado cobardemente).

Vale decir, como concluye la pericia ordenada judicialmente «este monto no fue utilizado para el pago de los estudios superiores o de postgrado de los investigados, ni de Kenji Gerardo Fujimori, debido a que ese importe fue depositado en certificados a plazo fijo hasta marzo de 2001, habiendo generado un beneficio económico por intereses de US$ 27,993.50 (…)».

arbizu3

Foto: vía Julio Arbizu

 

Varias conclusiones:

En primer lugar, el documento publicado ayer por el diario La República (esto, para algunos que pusieron en duda su veracidad) es real.

En segundo lugar, si acaso realmente se vendió la casa de Pinerolo ( y no fue una operación ficticia como señaló en su momento Vladimiro Montesinos), ese dinero no pagó estudios de ninguno de los cuatro hermanos y más bien fue dispuesto por la candidata Keiko Fujimori en el año 2001, cuando su padre ya había fugado de Brunei rumbo a Tokio -vía Malasia- y se empezaban a gestar los procesos por los que años después sería condenado por corrupto y violador de derechos humanos.

En tercer lugar, esto desbarata otra de las versiones sobre el origen de los fondos que sirvieron para el estudio -infructuoso- de los hermanos Fujimori Higuchi (hay que recordar que en un post anterior publiqué un extracto de la declaración de la propia Susana Higuchi en el sentido de que ningún miembro de su familia costeó los estudios de sus hijos).

Cuarto: esta historia tiene más posibilidades de final que el genial relato de Borges «El jardín de los senderos que se bifurcan», pero atribuir la maraña de versiones con que nos quieren confundir Keiko y sus voceros a una evocación del gran argentino, sería ilusoria (ustedes comprenden).

Por lo tanto, la única versión que se sostiene es la última que la candidata Keiko Fujimori ha señalado: el dinero con que se costearon los estudios de estos buenos muchachos fue generosamente prestado por un amigo del reo de la Diroes. Ese amigo, según he podido conocer, se llamaría «Fondos públicos del Estado peruano».
‪#‎FujimoriNuncaMás‬

Secured By miniOrange