Facebook , feis Sábado, 11 junio 2016

“Keiko se ha dado cuenta de que el look suavecito no va con ella”

keiko-fujimori-momento-reconocer-derrota-las-elecciones-presidenciales-1465589915110

Finalmente. Foto: elperiodico.com

Escribe: José Carlos Yrigoyen

Keiko Fujimori, testaferro de su papá, mentirosa compulsiva y embajadora de todas las infamias ha reconocido los resultados de las elecciones con un tono amenazante y resentido que solo me hace agradecer más que nunca que no haya ganado.

Tiene la sangre en el ojo, un ánimo vengativo y unas ganas de reivindicar el crimen y el abuso de los noventa que apenas puede contener. Diez años de frustrados intentos de llegar al poder no han hecho sino acumular una catarata de odio dentro de ella.

Hoy se notó como nunca. Es evidente, quema lo ojos.

Keiko se ha dado cuenta de que el look suavecito no va con ella. Quizá ha pensado que debió ser más frontal, albertista a muerte, noventera de corazón. Que el vestido democrático le queda mal, artificioso, inverosímil.

El fujimorismo es al Perú lo que la septicemia a un organismo débil.

Lo que es claro también es que comienza, a partir de hoy, la crisis de Fuerza Popular: Kenji, luego de las dos derrotas de su hermana, luchará por la oportunidad que considera legítima. Y ojalá gane la lid, porque Kenji como candidato es el fin del fujimorismo.

Y la gran bancada del partido se resentirá y sufrirá cismas: recordemos que solo 11 de los 73 escaños naranjas están ocupados por militantes. Y que el fraticidio en el Perú no es un delito, es una institución más.

Esperemos.