Facebook , feis , redes sociales Lunes, 15 agosto 2016

“Hola amigo, si te causa gracia el evento Ni Uno Menos, aquí te dejo algo para que lo reconsideres”

ni uno menos5

Imagen: Útero.pe

Escribe: Paloma Verano

Hola amigo, si te causa gracia el evento de Ni Uno Menos, lo estás compartiendo, has puesto asistiré y piensas que solo es chongo, chacota, bromita, y que no deberíamos indignarnos, aquí te dejo algo para que lo reconsideres:

– El origen de este evento ha sido en contraposición al de ‪#‎NiUnaMenos‬. Si nosotras no nos movilizábamos y no alzábamos la voz, su evento o colectivo o lo que sea no existiría. ¿Por qué? Porque realmente no pueden sentir la indignación, impotencia y miedo que sentimos nosotras solo por ser mujeres y ver la impunidad con la que se trata a los agresores y feminicidas. Porque al salir a la calle sin polo no los persiguen, tocan, gritan o insultan haciendo que se sientan humillados. Así que por ahí, su evento ya empieza mal.

– El origen de #NiUnaMenos fue un grupo en Facebook donde nos dimos cuenta, con asombro e indignación, que varias mujeres peruanas habían sufrido tocamientos, abusos, insultos, violaciones, golpes y humillaciones. Lo que busca esta movilización es demostrar que el machismo y feminicidio son realmente un problema gigante en el Perú y que todas hemos sido víctimas. Si alguien puede ser tan basura para burlarse de algo así, no merece mi respeto.

– Pedimos que nos respeten, no por ser mujer, sino por ser personas al igual que los hombres. Exigimos que no se nos pegue, que no se nos viole, que no se nos acose, que no se nos mate. ¿Qué pide Ni Uno Menos? “Que las chicas también pongan para la chela”, “Que no les revisen el celular”, “Que no les griten ni los hagan sentir mal”, “Que no les saquen la vuelta”. La dimensión de lo que se exige (si bien es legítimo en ambos casos), demuestra porqué Ni Uno Menos se pasa de ridículo.

– Sí, existen mujeres que pueden ser unas desgraciadas. Existe la violencia familiar contra el hombre, eso nadie lo niega, pero la diferencia porcentual es lo que hace que #NiUnaMenos haya sido tan simbólica y multitudinaria. En el 2010, de 37 mil 693 casos de violencia doméstica que se denunciaron, el 87% correspondió a maltrato contra la mujer y el 13% contra el hombre.

– Con eso no quiero minimizar la violencia masculina. Soy consciente de que si un hombre denuncia maltrato en una comisaría, se burlarán de él y lo tratarán de imbécil que dejó que una mujer le pegue. Si te indigna esa mentalidad, la solución no es hacer un evento que está lleno de burla y machismo. Es apoyarnos todos juntos y entender que el feminismo busca que esa mentalidad cambie. Busca que los roles de género dejen de poner al hombre como el macho fuerte y a la mujer como la sumisa. Busca, tal vez utópicamente, que algún día se atienda con la misma preocupación e interés la denuncia de una mujer (sin preguntarle qué habrá hecho para provocarlo) como la de un hombre (sin preguntarle por qué no le pegó él primero).