Facebook , feis Lunes, 12 septiembre 2016

En defensa de los memes de La ciudad y los perros

base_image

Los memes de Vargas Llosa.

Escribe: Pierre Castro Sandoval

Hola Daniel, soy Pierre, el profe de los memes:

Voy a responderte. No motivado por tu post, ya que hay varias personas que andan diciendo lo mismo y eso me tiene sin cuidado, sino por la gente que se ha tomado el tiempo de defenderme aquí y, sobre todo, de dejar en claro que no podemos juzgar algo de lo que no sabemos mucho (cosa que deberías practicar más seguido ya que es la segunda vez que te encuentro hablando de mí, sin conocerme ni conocer mi trabajo).

Enseñar Literatura a chicos de 20 años es una tarea titánica, pero es la chamba más bonita que he tenido en mi vida. La Literatura no es simplemente el curso que enseño, es lo que hago y amo, por ello, en mis clases, trato de contagiarlos de esa adicción a los libros para que, incluso después de terminado el curso, sigan leyendo. Para ello hago mil cosas: llevarlos a pasear siguiendo las rutas de cuentos peruanos, leer adaptaciones al cómic de cuentos famosos, llevar muñecos de acción al salón para ponernos a escribir diálogos, ver documentales sobre la vida de escritores y hasta cosas aparentemente absurdas como llevar merengues al salón cuando leemos el cuento “Los merengues” de Ribeyro o mandarlos a hacer memes de La ciudad y los perros como vi que había hecho una profesora en Chile. Todo con el fin de que dejen el teléfono y miren los libros.

Ahora, evidentemente, eso no es lo único que hago en mi curso. Mis alumnos también escriben ensayos y cuentos. Los memes fueron parte de su trabajo final, que es solo una de las 6 evaluaciones del curso y que valía el 20% de la nota total. Tal vez a ti te parezca que el humor es una cosa trivial, Daniel, pero a mí me parece una cosa muy seria y difícil de lograr. ¿No cantaba Caetano Veloso “respeto mucho mis lágrimas pero respeto mucho más mi risa”? Tal vez a ti no te hayan dado risa, todo bien, o tal vez no estés familiarizado con el humor de los memes. Si quieres te puedo mandar a tu e-mail el powerpoint que les pasé a mis alumnos sobre cómo hacer un meme literario. Pídelo, con confianza. A todos nos gusta que se rían de nuestros chistes.

A mí también me gustaría, Daniel, que los chicos llegaran a los salones enamorados de la literatura y que yo pudiera dedicarme toda una clase a leer y debatir sobre obras complejas como Conversación en La Catedral o El tambor de hojalata, pero si hago eso, se me duermen. Y lo que tú propones, cito tus palabras “Mi posición es que si la lectura se ha vuelto trivial mejor es renunciar a leer y listo. Nadie se engaña” me parece terriblemente pesimista. Yo no voy a renunciar a que estos chicos de 20 años lean. Porque cuando yo tenía su edad tampoco leía mucho. Pero tuve una gran profesora como Rosella Di Paolo que también estaba locaza de pasión y terminé siendo escritor.

Mis alumnos no van a especializarse en Literatura, estudian Comunicaciones en ISIL y, francamente, prefiero que se vayan del curso recordando que los libros pueden ser divertidos y desatar fenómenos sociales en redes a que se aburran con libros que nunca entendieron y no vuelvan a abrir uno en su vida.

Estamos en un país en el que la gente no lee. Y este trabajo de los memes, que vi que había pedido una profesora en Chile, me pareció una gran idea. No todos los memes son geniales, de acuerdo, hay algunos bastante básicos y otros que incluso delatan que algunos no leyeron el libro sino que vieron la película. Sin embargo, también creo que hay varios memes muy buenos y parece que más han sido las risas y las ganas de reabrir ese libro que los aguafiestas.

Por último, Daniel, quisiera preguntarte. ¿Cómo rayos te queda tiempo para andar todo el tiempo criticando lo que hacen los demás? En tu muro veo que gran parte de los posts son cosas que señalas con el dedo. Yo, entre enseñar y escribir, apenas tengo tiempo libre para fijarme en la vida de desconocidos. Y por eso, aquí termina mi respuesta. Que entre dar explicaciones o escribir cuentos, prefiero escribir cuentos (o incluso hacer memes). Además tengo que llevar a pasear a Pika al parque y luego echarme a ver pelis y comer pizza con mi novia. La vida es paja, Daniel, si no vives tratando de boicotearla todo el tiempo. Inténtalo.

Pierre

PD. Gracias a Gabriela, a Ricardo y a todos los que se tomaron su tiempo para pensar antes de opinar.