Facebook , feis Lunes, 7 noviembre 2016

Pablo Secada nos dice que le pidamos disculpas a un sentenciado por corrupción montesinista

Escribe: Pablo Secada

uno

Imágenes: Pablo Secada/El Comercio

Alfredo “El Ñato” Jalilie* ya era un funcionario público de carrera a inicio de los noventa. Creo que había trabajado en la SBS y el BN. Era y es muy querido por un gran número de servidores públicos en buena parte del Estado. Servidores a los que, como a mí, nos molesta que lo confundan con la mafia a la que enfrentó y no tiene nada que ver con él.

Fue Vice de Hacienda durante los noventa. Tuvo que administrar la escasez de un estado fallido y quebrado. Y lo hizo con maestría, con su estilo amable y hasta querendón que le servía para decir que no y que le agradezcan. Junto a Du Bois, Abusada, Valderrama y tantos otros en el MEF y otras entidades públicas, diseñó y adoptó las reformas que tanto bienestar han traído y siguen trayendo. Deberíamos hablar de ellos con agradecimiento y respeto, no como tantos lo hacen con tanta frecuencia.

A diferencia de sus colegas, el Ñato no se fue cuando el Doc concentró todo el poder. En su posición optó por firmar el cheque con el que el gobierno se desharía finalmente de Montesinos. Ya quiero ver a tantos que se llenan la boca diciéndole corrupto firmando un cheque así, optando correctamente ante ese dilema. Alfredo no es ningún tonto, sabía que corría un riesgo alto de irse preso. Y eso es lo que ocurrió. Flaco y abandonado por muchos falsos amigos, estuvo preso por años.

Eso no lo hace un corrupto. Lo hace un servidor público ejemplar, al que tanto tenemos que agradecerle, que optó ante un dilema por la posición que tenía. Recuerdo la realidad porque me parece sumamente injusto que hablen así de él, sin saber. Ya basta. Gracias Ñato. Y discúlpalos.

* Alfredo Jalilie fue condenado  a 4 años de prisión por haber avalado la entrega ilegal de 15 millones de dólares por concepto de indemnizaciones a Vladimiro Montesinos. Hoy le debe al Estado 2 millones 321 mil 453 soles por concepto de reparación civil.