Facebook , feis Jueves, 22 diciembre 2016

Y las canastas del Congreso tenían yapa

canasta-navidena-del-congre-jpg_604x0

Escribe: César Vieira

Las canastas navideñas tenían una “sorpresa” más: ¡incluían paquetes turísticos! La empresa proveedora ofreció en su propuesta, dos pasajes dobles a Jamaica por cinco días; dos viajes a Punta Cana por cinco días con todo cubierto y cinco paquetes familiares a una hacienda al interior del país. ¿Por qué? Si esto no era parte de la orden de compra.

MUCHAS PREGUNTAS, POCAS RESPUESTAS

¿Es una práctica usual en este tipo de procesos? ¿Es una forma disimulada de “convencer” a los encargados del proceso de adquisición? ¿Se puede comprar un servicio que no corresponde a la orden de compra ni a la necesidad que la originó? Cómo se trata de recursos públicos, los montos de los paquetes turísticos (no solicitados) debieron ser descontados del precio total de las canastas en la cotización. En consecuencia, el Estado (Congreso) está pagando por algo que no solicitó.

El oficial mayor, José Cevasco, señaló que los paquetes turísticos serán sorteados entre los trabajadores, pero no tiene en cuenta que este beneficio no forma parte del Convenio Colectivo suscrito con el Sindicato. Por si fuera poco, según un informe periodístico de Cuarto Poder, los trabajadores del Sindicato no sabían sobre el sorteo de estos pasajes. Por otro lado, mediante un comunicado, el Sindicato de Trabajadores del Congreso de la República del Perú (Sitracon) precisó que en octubre pasado solicitó que el aguinaldo navideño fuera entregado bajo la misma modalidad de años anteriores, con una tarjeta electrónica (ver Gráfico), pero la Mesa Directiva decidió entregar una canasta de productos.

Esta decisión no tiene lógica. ¿Qué sentido tiene complicarse administrativamente con un proceso de adquisición de canastas? ¿Por qué beneficiar a un tercero con un margen de utilidad en detrimento de los trabajadores? ¿Por qué “inflar” una canasta con productos que generalmente no se consumen e impedir que sean comprados libremente por los trabajadores con una tarjeta electrónica?

No obstante la acalorada defensa de la Presidenta del Congreso de la República, Luz Salgado, hacer extensivo el beneficio de las canastas por navidad a los congresistas y asesores es ilegal y transgrede el Código de Ética de la Función Pública (Ley N° 27815). Al parecer, está mal asesorada. Además, hay muchas sombras sobre la decisión de otorgar canastas y, especialmente, el proceso de adquisición, dónde el Estado ha terminado gastando más de lo que debía y donde un grupo privilegiado ha obtenido un beneficio adicional.

Finalmente, el hecho de que esta haya sido una práctica usual en las cinco legislaturas anteriores (ver Gráfico), NO ES UNA JUSTIFICACIÖN, SINO HACE MAYOR EL ESCÁNDALO.

Lamentablemente, la señora Salgado ha perdido la gran oportunidad de marcar distancia de las gestiones que la antecedieron, ejercer un liderazgo ético ante los parlamentarios y recuperar en algo la reputación del Congreso de la República.

Secured By miniOrange