discriminación , Facebook , feis , libertades , sociedad Viernes, 27 enero 2017

Ya es hora de señalar al principal impulsor de la lucha contra la “ideología de género”

Escribe: Roberto Bustamante Vento

Entiendo, respeto y hasta se puede decir que admiro a las personas que tiernamente quieren cambiar a la iglesia católica desde dentro y que repetidamente creen que el problema son nuestros párrocos locales, porque quién sabe por qué, creen que el señor que está allá en el Vaticano, el Papa latinoamericano es buena onda, progre, open mind.

Pope Francis celebrates a Mass in the main square of the village of Castelgandolfo, the pontiffs' summer residence in the hills overlooking Rome, Thursday, Aug. 15, 2013. Pope Francis says he is praying for those killed and wounded in the clashes in Egypt between police and supporters of that country's ousted president. Francis said "painful news is coming from Egypt." He said at the end of a Mass he celebrated Thursday in the main square in Castel Gandolfo, where the Vatican has a summer retreat villa, that he wanted to assure his prayers to the victims, their families, the wounded and all those suffering in Egypt. He urged prayers for "peace, dialogue and reconciliation for that dear land." (AP Photo/Alessandro Bianchi, Pool)

Imagen: Alessandro Bianchi, Pool

He leído cosas como que Bergoglio está de manos atadas con el Opus Dei, que esto es un tema de los conservadores. Una de las cosas más interesantes en la elección de Bergoglio como Papa es haberle hecho creer a tantas buenas personas que esta vez sí van a haber cambios en el Vaticano. Un Papa populista y tribunero. Hasta parece peronista.

Pero no, no hay cambios en el Vaticano, cambios profundos se entiende.

Sí, el Opus ha perdido terreno, pareciera que los pedófilos esta vez sí van a la cárcel (aunque, como vemos, otra vez los gestos han sido más para la tribuna que para las fiscalías). Pero sigue siendo en el fondo la misma iglesia basada en textos que no son otra cosa que fan fiction y que sigue promoviendo el mismo discurso misógino y homofóbico de siempre.

No hay otra explicación para la guerra que viene desde Roma contra la enseñanza del enfoque de género en las escuelas. Bergoglio ha sido clarísimo y no hay vuelta que darle. Es cosa de buscar tantos sus declaraciones como los textos (que son ley católica) que ha escrito.

Ya hasta extraño a Ratzinger. Al menos, era transparente en su conservadurismo.

Post original en elmorsa.pe.