Facebook , feis , noticias Jueves, 2 febrero 2017

Este es el contundente mensaje sobre la “ideología de género” que viene desde Madre de Dios

Sobre la ideología de género que tanto los atormenta

Escribe: Miwa Bankova*

El género es algo que se construye en todas las sociedades del mundo. El género es un término de las ciencias sociales (las que estudian el comportamiento de las diferentes sociedades y culturas) y determina un conjunto de características que definen los comportamientos asignados socialmente a los hombres y a las mujeres.

mdd

Padres y madres evangélicos en la marcha contra la ideología de género. Imagen: Telepuerto Noticias

El género es construido según las diferentes sociedades y culturas, aunque en el mundo actual se tiende a homogeneizar y estereotipar.

¿Por qué no se puede explicar a los niños y adolescentes cómo se construyen socialmente los roles del hombre y de la mujer?

Por el mismo motivo que no les enseñan qué es budismo, pachamama o islam, sino solamente cristianismo.

El género no es determinado solo por el sexo biológico, sino por el hecho de haber vivido desde el nacimiento las experiencias, ritos y costumbres atribuidos a cierto género. Por ejemplo, en el Perú, la Iglesia ha construido una imagen de la mujer que tiene que atender a su marido, sacrificarse, callarse, no explorar su cuerpo y sexualidad.

En Perú existen centenas de variedades de denominaciones cristianas con varias ideas y conceptos de cómo tienen que ser las cosas. Por ejemplo, a mi sobrina que estudia en el colegio Jaime White, un colegio adventista en Puerto Maldonado, le meten en la cabeza:

  • Que conocer su cuerpo es un pecado.
  • Que si no das el mínimo de 5 soles durante la misa vas a ir al infierno.
  • Que se debe casar antes de experimentar su sexualidad.

La religión se enseña obligatoriamente, según el currículo escolar, pero los religiosos fanáticos no quieren que sus hijos sepan que, en este mundo tan culturalmente variado, existen distintas maneras de ser hombre y mujer.

El concepto de hombre y mujer cambia en cada etnia peruana. En muchas se parece. El concepto del hombre y la mujer precolonial no era el mismo que el de ahora. Lo pueden leer en los libros de la historiadora peruana Maria Rostrorowsky.

¿Por qué la iglesia no quiere?

¡Porque no le conviene!

¡A la mujer hay que mandarla a su sitio! A los obispos no le gusta . Ya lo dijeron y los creyentes obedecen porque es la “palabra de Dios”.

conmis2

Manifestantes de #ConMisHijosNoTeMetas en Puerto Maldonado. Imagen: Álvaro Olivera

La palabra de Dios está en tu corazón. No en la boca del obispo, ni la del gordo predicador que maneja una camioneta 4×4 comprada con tu limosna, ni en la del brasileño que predica en asamblea de dios y que todo el día duerme, ni en la de todos esos que dicen que “Dios, el Padre, otorga ese poder a los varones dignos para poder actuar en “su nombre”.

¿En qué exactamente se va a perjudicar tu hijo si les explican que utilizar rosado para las princesitas y azulito para los reyes es algo culturalmente construido?

El niño es mucho más inteligente de lo que toda la sociedad piensa y solo puede obedecer su elección, escucharse a sí mismo y decidir por sí mismo. No le metas en su cabeza el concepto de culpa, enséñale a amar el prójimo, a ayudar, a trabajar, a estudiar, a ser feliz.

Estoy de acuerdo con que la familia es la que tiene que hablar de educación sexual con sus hijos (y la ley no creo que va por allí). Pero lamentablemente el promedio de la familia peruana no habla de sexo en sus casas: es un tabú.

¿Tu mamá te contó que el amor que implica dos cuerpos calatos unidos en armonía y que el placer de tu cuerpo que llevas toda la vida no es algo malo, sino algo maravilloso o que los hijos salen en este mundo porque hubo penetración del pene masculino en la vagina femenina?

¡No! No te lo dijo.

Ya lo sé, evitaron el tema porque les da mucha vergüenza, pe.

Tampoco te dijeron que existe el orgasmo.

(¡Ay, qué vulgar esa palabra!).

Los niños van en una cabina de Internet, miran porno y piensan que eso es el sexo. ¡Qué pena! Pero más pena da que sus papás no se lo explican porque no es culturalmente aceptado. Tampoco los papás de los papás le explicaron. Esto tiene mucho que ver con la religión.

Yo creo en Dios, llámenlo Allah, Jehova, Pachamama, el Amor Universal o como quieran. No soy atea, tengo mi profunda fe y respeto, pero no creo para nada en la religión. Esa misma religión le dice a los pueblos de las comunidades indígenas que no bailen, que no canten sus tradiciones.

Además, crearon conceptos distintos del hombre y la mujer.

O sea, la iglesia impuso una ideología de género, ¿pero tú no quieres que tus hijos sepan qué significa esto?

¡Amén!

* Miwa Bankova es búlgara y vive desde hace 11 años en Perú. Estudió Intermediación Cultural en la Universidad de Milán y un máster en Antropología en la Universidad de Roma La Sapienza. Es directora del Centro Cultural Pueblo Viejo en Madre de Dios.