denuncia , discriminación , Facebook , feis , libertades , noticias , politica , sociedad , violencia Lunes, 6 marzo 2017

Un ex amigo gay de Phillip Butters se despide para siempre de él

Foto: Facebook

Foto: Facebook

Escribe: Marco Rodríguez

Yo consideraba a Phillip Butters mi amigo. Lo he defendido varias veces. Mi concepto era “Piensa diferente que yo pero no me ofende. Respeta mis diferencias”. Ayer él hizo lo contrario. Se paró en una plaza a despotricar en contra de los gays, mujeres y cualquier persona que piense distinto a él. Pero no estoy decepcionado.

Para estar decepcionado debería primero admirar a alguien y mi admiración jamás la tuvo. Ayer este señor ha dejado para la historia una serie de frases y pensamientos discriminatorios, retrógrados, prehistóricos y ofensivos que escuda bajo su libertad de expresión.

Y para terminar el día, intentó hacerse el machito con un periodista que no le tenía miedo. Phillip Butters me ha demostrado que el conocimiento, la buena educación, el dinero, la posición social, el poder y todo lo que él ha conseguido no lo hacen un buen ser humano.

No quería decir nada sobre él pero se merece que grite que no quiero ser más su amigo. Que no quiero que me vuelva a saludar, ni a darme un abrazo. No quiero que me vuelva a decir que yo sí soy buena gente o que se ría conmigo cuando le decía que me gustaba su camarógrafo. No quiero. No se merece ni mi saludo. Y he decidido esto no porque piensa distinto a mí. Si no porque piensa distinto a mí y no me respeta. Me insulta. Me ofende. Ya no lo hará más. Adiós, señor Butters.