Facebook , feis , noticias , politica , redes sociales Lunes, 26 marzo 2018

Esto es lo que debes recordar si tú también querías nuevas elecciones para votar por Barnechea

Imagen: Perú 21

Imagen: Perú 21

Escribe: Juan Fonseca

En la última semana, Alfredo Barnechea apareció dos veces en las noticias.

La primera fue debido a su presencia en la boda de un príncipe europeo con la integrante de una linajuda familia limeña. Un evento que la prensa rosa cubrió con poca información y harta huachafería: “boda real” (cuando ningún monarca se casaba), “aristocracia limeña” (sin títulos nobiliarios, salvo excepciones), etc.

Barnechea estuvo allí, rodeado de la gentita con la que le gusta convivir: blanca, europea, con sombreros de copa y chaqués, y que frecuenta el Club Nacional. Nada de mercadillos, caseritas ni chicharrones.

Precisos instantes en que el verdadero Barnechea afloró en campaña. Imagen: RPP

Precisos instantes en que el verdadero Barnechea afloró en campaña.
Imagen: RPP

La segunda fue ayer (22 de marzo), para dar su mensaje a la nación desde su biblioteca sanisidrina. Habló como monarca sin trono, “ordenando” que haya elecciones anticipadas y que Vizcarra sea solo presidente de transición. Dijo sentirse “ajqueado”, intentando subirse al coche de los indignados, cuando en los últimos meses no dijo ni hizo nada para resolver la crisis.

Oportunista, acusó a Verónica y a Julio Guzmán de ser “cómplices” de la corrupción por haber apoyado a PPK, cuando sabemos que el respaldo de ambos fue solo por una cuestión de supervivencia nacional: el fujimorismo siempre será la peor opción para el Perú.

Lo que ha ocurrido en estos meses es prueba de ello, pues la lucha fratricida entre la mafia fujimorista ha sido el factor clave para llevarnos a este hoyo. Por supuesto que PPK es el principal responsable de la crisis, pero el fujimorismo es el corresponsable, con un keikismo obstruccionista, ignorante y corrupto, y un kenjismo maquiavélico y también corrupto. PPK se pasó totalmente al lado oscuro desde que se decidió por el indulto.

Barnechea ni siquiera menciona al fujimorismo en su speech, y solo acusa a quienes, aun con el riesgo del error, se fajaron por la democracia, mientras que él se dedicaba al cómodo silencio o a asistir a bodas oligárquicas.

Dijo que debemos regresar a las épocas de Belaunde, como si los gobiernos de Acción Popular hubieran sido el paraíso de la moralidad ¿No recuerda que PPK entró a la política en el primer gobierno de Belaunde como director del BCR? ¿No recuerda que fue ministro de Energía y Minas en el segundo? Acción Popular fue el padre político de PPK.

Y para rematar su discurso virreinal, Barnechea termina pidiendo al “ilustre cardenal del Perú” que “ayude en la transición” y que la Conferencia Episcopal “inspire” el proceso. A las otras iglesias solo les pide oraciones. Así de clerical y colonial es su pensamiento.

Ahora reaparecen los que dicen que Barnechea sería un presidente de “lujo”. Pues miren cómo terminó nuestro último presidente de lujo y despierten de su quimera virreinal.