discriminación , Facebook , feis , libertades , noticias , sociedad Miércoles, 18 enero 2017

Una aclaración sobre la frase “tod@s l@s peruan@s” que el gobierno estableció para los textos oficiales

Escribe: Eduardo Maldonado

presos

Una de las cosas que más recuerdo de mis primeros ciclos en la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) es la frase “el estudio del lenguaje es descriptivo y no prescriptivo”. No recuerdo si la leí o si la dijo algún profesor, pero hizo estallar mi cabeza y nunca la olvidé.

¿Qué quiere decir? Pues que el lenguaje es una construcción social. Que las academias de la Lengua tienen como función recopilar los distintos usos del idioma —por muy variados y vulgares que estos sean— y reunirlos en grandes enciclopedias, que son sus diccionarios.

Los usos del lenguaje son reflejos de una sociedad. Por lo tanto, si provienen de sociedades machistas, serán formas de lenguaje machistas. Como constructos sociales, pueden ser reformados por sus usuarios para que reflejen de mejor manera sus necesidades.

¿Lo que no está en el diccionario está prohibido?

Por supuesto que no.

Solo no está lo suficientemente popularizado.

Captura-de-pantalla-2016-04-06-a-las-09.03.59

Ah, miren. Para estos temas la RAE sí acepta términos que no está en su diccionario. Imagen: Twitter

Siempre he considerado que aquellos que recurren a la Real Academia Española para descartar debates inclusivos (como el que surge con la palabra “matrimonio”, por ejemplo) cometen un terrible error producto de su ignorancia. Reflejan su terror al movimiento de la sociedad, al cambio, su deseo por aferrarse a las normas y los límites que les permiten sentirse más seguros.

Todo esto lo escribo para decir que me interesa muy poco lo que haga el gobierno de Kuczynski, porque todo lo lindo será solo un gesto sin contenido. Pero también debo decir que si descartas la posibilidad de modificar el lenguaje para hacerlo más inclusivo basándote en que “el Estado no puede usar formas incorrectas…”, no eres más que un pobre imbécil.