Facebook , feis , noticias , politica , redes sociales , violencia Lunes, 1 mayo 2017

“El Capitán Carlos era otro agente militar al que le dieron luz verde para fondear si era necesario”

ff Foto: El Comercio

Fantasmas del pasado.
Foto: El Comercio

Escribe: Gerardo Caballero

No sé si estoy entendiendo bien a nuestra derecha dura: Digamos que haber votado en el 2011 por un militar violador de derechos humanos estuvo muy mal. Sí, seguramente. Qué bueno que piensen así. ¿Pero acaso eso quiere decir que lo correcto era votar por la hija y heredera política del presidente que precisamente permitió violaciones de derechos humanos y asesinatos en la guerra contra Sendero Luminoso?

Si no se han percatado, el Capitán Carlos era, al fin de cuentas, otro agente militar al que le dieron luz verde para fondear si era necesario. El Capitán Carlos, quiero decir, no fue más que un peón en el siniestro ajedrez que diseñaron Fujimori y Montesinos.

No sorprende que los crímenes del Capitán Carlos se encuentren localizados en 1992, precisamente cuando el presidente de entonces tuvo la genial idea (alerta de sarcasmo) de cerrar el Congreso, la Fiscalía y el Poder Judicial.

Claro, su objetivo fue iniciar una guerra sucia y disolver, con la fuerza de los tanques, todo mecanismo de control. Es decir, asesinar sin tener que rendirle cuentas a nadie.

Por eso tampoco nos debe sorprender que los crímenes del Capitán Carlos hayan quedado impunes durante años, porque la estrategia de guerra sucia tuvo el aval de Alberto Fujimori, y con ese fin incluso impulsó la ley de amnistía.

Así que hay que ser un poquito más consistentes: Votar por el Capitán Carlos estuvo mal. Pero, ya que nos vamos a poner principistas, votar por la heredera política del presidente que nos regaló decenas, acaso centenares, de capitanes Carlos no era mejor opción.

Guatemala, guatepeor (?) Foto: El Comercio

Guatemala, guatepeor (?)
Foto: El Comercio