Facebook , feis , libertades , noticias , sociedad Jueves, 26 abril 2018

Vizcarra, ¿no será momento de defender el enfoque de género con menos vergüenza, menos miedo, menos cálculo?

Escribe: José Carlos Agüero

Sí, sí, un homicidio es siempre matar a alguien. Pero si azotas a un afrodescendiente hasta que no queda sino un colgajo de carne atado a un poste, puede significar además: racismo, esclavitud, sevicia, leyes discriminadoras, costumbres, concepciones sobre lo que es ser persona, ideas sobre la dignidad, sobre los derechos. En fin, todo eso que nos permite reflexionar, y eventualmente, luchar contra instituciones injustas.

La violencia es un abuso de poder que causa daño. Pero si se viola, o se arrastra de los pelos o se incendia a una mujer en medio de una ciudad, y dejamos de lado el dato obvio de que se trata de una mujer, no veremos que esta violencia puede tener relación con cosas como el machismo, formas de la masculinidad, ideas arraigadas sobre el honor o la posesión, el dominio y uso de la fuerza legitimada, con la educación y la impunidad, con concepciones sobre la sexualidad, lo “romántico”, lo corregible, lo disponible, lo tolerable, en fin, asuntos que las teorías sobre el género han ayudado a que dejen de ser invisibles.

Igual, qué absurdo se siente escribir hoy. Palabras, palabras inútiles.

Perú.com

Para que lo entiendas fácilmente. Perú.com

Todos estos meses, qué desalentador observar a gente de la cultura, las letras, el cine, el teatro, el periodismo, la política, buscando pretextos, fallas, despistes, para atacar a los movimientos por los derechos de la mujer.

Qué frustrante ver varones y mujeres ejerciendo de radicales, librepensadores, incorrectos… lo que no estaría mal (será quizá, inoportuno, insensible, ligero, pero esto es ingobernable como toda libertad) sino se sintiera que se hace desde la negación y la búsqueda consciente o inconsciente de desinformar, distorsionar, caricaturizar, banalizar.

Abruma… Qué brutal puede ser el ego. O insensibilizadora la vanidad. O necia la ceguera. O no sé sabe ya qué. Ya no se sabe qué pasa.

¡No se entiende!

Mientras libertarios exhiben su inteligencia, su ironía, incluso su burla y también su rabia hacia personas, voceras, conceptos o palabras como feminismo, patriarcado, género o sororidad, cada día, en todas partes, casi cada minuto en el mundo, a las mujeres las siguen matando.

En particular, qué penoso el mundo de la cultura. Ha sido, es racista, ha sido, es clasista, ha sido, es autoritario, ha sido, es elitista, ha sido, es clientelar, y es hoy tan profunda, tan cruelmente machista. La cultura que tenemos ¿qué puede producir sino su propia imagen? ¿Si está tan a gusto construyendo —y sosteniendo— nuestros sentidos comunes sobre el uso y abuso de los demás, cómo esperar que su idioma no sea fútil, yermo, irrelevante? ¿Desde dónde la cultura puede ser crítica si no ejerce escrutinio sobre sí?

Imagen: Nacho Progre

Pobres ternuritas. Imagen: Nacho Progre

Quiero pedir, por favor. Por favor, Estado peruano, autoridades, funcionarios, el enfoque de género no es una ideología perversa, es una conquista muy sufrida, y una herramienta para ampliar los derechos humanos.

Es obligación del Estado garantizar este enfoque, difundirlo, promoverlo. Pero ahora al menos defenderlo. ¿Ya no ha sido suficiente de mirar cómo se lo desmantela, se lo anatemiza, se lo saca de las políticas públicas? ¿Acaso el Estado no está incumpliendo obligaciones fundamentales con su ciudadanía y a nivel internacional, con esta actitud?

Así mata el enfoque e género el Poder Judicial. Imagen: La República

Así mata el enfoque e género el Poder Judicial. Imagen: La República

Ministerio de la Mujer, Poder Ejecutivo, ¿no será momento de defender el enfoque de género con menos vergüenza, menos miedo, menos cálculo? ¿Será que les vendría bien tomar el pulso a los movimientos y pelear, reclamar, exigir, arriesgar, informar y de paso, no dejar tan solas a las mujeres que luchan cada día en nombre de todas y también, como no, de todos nosotros, los varones, los bravos, los orgullosos, los sabios hijos de la ira y del patriarcado?