Facebook , politica , redes sociales , sociedad Jueves, 12 noviembre 2015

«Yo le tengo miedo a Alan García. Ya le están dando los santos óleos pero es como Italia en los Mundiales»

acuña

Imagen: Caricatura de Andrés Edery, El Comercio.

Escribe: José Carlos Yrigoyen

No entiendo cuál es el miedo / desazón / sorpresa con el tema del 9% que las encuestas le otorgan (todavía demasiado pronto) a César Acuña en intención de voto. Lo que pasa con el declarado enemigo de los libros ya ha sucedido antes con otros candidatos que alzaron vuelo de gallina para luego desplomarse.

Los mayores de treinta recordarán que en la elección presidencial de 1995 un joven Alejandro Toledo pasó en enero de un 3% a un 9.5%, apuntando como la sorpresa de la campaña electoral. Toledo no supo mantener ese envión y acabó con un 3.2% en el resultado final, en cuarto lugar, incluso detrás de Meche Cabanillas. Toda campaña electoral tiene sus fuegos fatuos. Lo que pasa es que no aprendemos todavía a distinguirlos.

-Yo le tengo miedo más bien a Alan García. Demasiada gente ya le está dando los santos óleos y la extremaunción, pero Alan es como Italia en los Mundiales: comienza mal, casi eliminado en primera ronda y termina peleando el título.

Nadie recuerda, parece, que en noviembre del 2000 las encuestas le daban un 4% de los votos y al final, con el recuerdo fresco de su horrendo primer gobierno alcanzó un 24%.

Tampoco se acuerdan de que un mes antes de las elecciones del 2006 languidecía en un 12%, lejos de Humala y Lourdes. Alan tiene largos cinco meses para crecer, y va a crecer. Si alguien cree que lo de los narcoindultos basta para frenarlo, no conocen ni a García ni a los peruanos, que nos indignamos superficialmente siempre. Al final, nos gana la irracionalidad que nos caracteriza.

heduardo

Imagen: Heduardo Rodríguez para Perú 21.

Los simpatizantes de Vero Mendoza –candidata desconocida por un aluvional 85% de los electores- se emocionan porque su candidata trepó de 1% a 2.4% en una encuesta. (Porque ellos son así: cuando en un sondeo Vero no aparece, la encuesta está vendida a los poderes fácticos; cuando en otra crece unas décimas, se emocionan y la propalan con orgullo).

Solo quisiera recordar que una encuesta de hace un mes Mendoza ya tenía 2% y en la siguiente bajó a la mitad. Con estos candidatos que no superan el margen de error estadístico uno no puede tomar en serio subidas y bajadas tan insignificantes. Lo cierto es que a estas alturas Ántero o el europeizado Barnechea tienen tantas o más posibilidades de pasar la valla electoral. ¡Jua, jua, jua!

Secured By miniOrange