discriminación , Facebook , feis , libertades , noticias , sociedad , violencia Miércoles, 19 octubre 2016

Algunas lamentables aclaraciones que hay que hacer sobre el feminismo y #NiUnaMenos

Imagen: Andina

Basta. Imagen: Andina

Escribe: María José Osorio Harmsen

Aquí unas lamentables aclaraciones que por lo visto hay que hacer:

1. Puedes marchar/apoyar/ser parte del movimiento #NiUnaMenos y eso no te convierte en alguien que quiere que los hombres mueran, o que piensa que las vidas de los hombres, niños son menos importantes que las de las mujeres, o que tienes una fascinación especial por lograr que dejen de violar y matar mujeres, pero te llega al huevo que violen-maten personas que no sean mujeres.

2. Puedes decir que eres feminista y eso no implica que, a partir de ahora, tu vida se centra en conseguir que el género masculino se extinga o que las mujeres sean dueñas del mundo y los hombres sus esclavos. De hecho puedes leer la definición del diccionario y sabrás que no solamente un montón de mujeres malhumoradas dicen que el feminismo busca igualdad de derechos, sino también la Real Academia de la Lengua Española lo dice.

¿Cómo así? ¿Cómo es posible que luchar por los derechos de las mujeres implique luchar por la igualdad si ahí solo estamos luchando por un género?

Bueno, es porque ese género la pasa mucho peor. De hecho, mientras lees este post hay muchas más posibilidades de que estén matando a una mujer, que a un hombre. Entonces declararse feminista es una manera de admitir que sí, que a nosotras nos matan más y que hay algo estructural que tiene que cambiar ahí.

Y no solo eso. Si todavía sientes que salir a decirle al mundo “yo soy feminista” te pone un poco nervios@ por todo eso de que no quieres que se le deje de prestar atención a los problemas masculinos, pues te traigo la buena nueva de que muchos de los dolores que sufren los hombres en nuestra sociedad vienen como consecuencia del machismo, del haberlos encasillado en un rol, de haberles enseñado que mostrar emociones está mal, de haberlos relegado como padres a segundo plano, de festejarles la violencia y bravuconería, etc, etc.

Las razones por las que nos matan a nosotras también los afectan a ellos, así que puedes estarte tranquil@ que subirse a este coche, nos hace mejor a todos.

Otra buena noticia es que puedes ser feminista y, al mismo tiempo, ser crítico con aquellas que también se denominan de esa manera pero responden con violencia o radicalismo, así como puedes decirle a la gente que eres cristiano pero que no te gustaron mucho las cruzadas.

Como verás, entonces, las palabras sí importan. Importa que se llame #NiUnaMenos y no #NadieMenos e importa decir que uno es feminista y no igualista.

Ahora, si a ti lo que más te molesta de todo ese asunto es lo alharacas, gritonas, respondonas, hipersensibles, exageradas que nos hemos puesto las mujeres, entonces debes saber que marchamos por que cada vez hayan menos como tú.

#MiércolesNegro