corrupción , Facebook , feis , libertades , noticias , politica , sociedad , violencia Domingo, 24 diciembre 2017

“Este es el documento que refleja la magnitud de la crisis que hemos vivido y la absoluta soledad de PPK durante la misma”

La soledad del presidente. Imagen: Correo

La soledad del presidente.
Imagen: Correo

Escribe: Eliana Carlín

La crisis que hemos vivido en la última semana, que casi termina con la deprimente imagen de Luis Galarreta poniéndose la banda presidencial, nos ha demostrado la fragilidad de nuestro sistema democrático. La reforma electoral es imperativa, para evitar tener un Congreso secuestrado por mayorías imaginarias. Sin embargo, hay un elemento particularmente preocupante que no ha tenido los reflectores debidos, tal vez por la centralidad del rol del Congreso en la resolución de la crisis.

Este es el documento que refleja la magnitud de la crisis que hemos vivido y la absoluta soledad de PPK durante la misma. Su carta a Almagro, escrita por él, en su casa de San Isidro, luego de que el Canciller – supuestamente, entrañable amigo de PPK – se negara dos veces a proceder con el pedido del presidente. Una hoja bond sin un membrete, sin un sello, como si se tratara de un mandatario secuestrado o preso. ¿O será que eso es, en la práctica? Sirva esta situación extrema para desfujimorizar el Ejecutivo, y sino que en seis meses cuando esta situación se repita escriba en ese mismo escritorio de San Isidro su carta de renuncia.

Imagen: Facebook Eliana Carlín

Imagen: Facebook Eliana Carlín

Junto con el penoso comportamiento del Ministro de Relaciones Exteriores hay otros miembros del gabinete ministerial que han tenido una actitud de vergüenza, esos son comportamientos que atentan contra nuestras instituciones, y por tanto contra el país entero. Estos ministros han traicionado a la Nación en situación de crisis.

Las calles movilizadas a favor de la institucionalidad y de la democracia, y no a favor de PPK, son una muestra más del rechazo que genera el fujimorismo entre la ciudadanía organizada. Las opiniones dentro del movimiento social durante esta crisis han sido más que diversas, y el Gobierno debe tener claro que no van a poder contener las calles movilizadas si se demostrara que ha habido un canje bajo la mesa para lograr este resultado. Resolver esta crisis con métodos fujimoristas deslegitimaría por completo el resultado obtenido.