Facebook , feis Martes, 31 mayo 2016

«Cuando no están regalando tapers con dinero, están armando psicosociales para levantar el fantasma del terrorismo»

13325573_1718392435085557_5843797509631412272_n

Religión fuji. Foto: La República

Escribe Sandra Rodriguez

Cuando no están regalando tapers con dinero, están armando psicosociales para levantar el fantasma del terrorismo. Colgando un trapo rojo con una hoz y el martillo al lado de un paquete «sospechoso», como hicieron ayer en un puente de Ate, por ejemplo.

Así es el fujimorismo. Burdo. Ramplón. Tan monotemático que ahora acusan a PPK de traidor comunista, modificando su logo añadiéndole una hoz.

Son tan inescrupulosos que no tiene reparos en levantar la memoria del terror, cuando en el fondo es SU partido el que se toca en más de una de sus ramificaciones con el terrorismo.

No hay que cansarse de recordar a David Bazán, alcalde de Tocache, el orgulloso traquetero y principal promotor de la campaña de Fuerza Popular en San Martín. Bazán viene siendo investigado por haber financiado un ataque terrorista en el 2007, donde fueron asesinados el fiscal antidrogas Arturo Campos Vicente y tres policías. Ex-miembros de Sendero Luminoso, bajo mando del camarada Artemio, y otros testigos lo señalaron como el financista de la emboscada.

Estos vínculos son sólo la continuación de un relación tejida los 90s. Según los reportes de inteligencia, Bazán «sacaba 600 kilos de pasta en avionetas que recogían los cargamentos para llevarlos a Colombia. Por cada vuelo les pagaban a los subversivos la suma de US$10 mil por derecho de uso de la pista de aterrizaje clandestina y por la seguridad que le brindaban».

Ese personaje, primo y hombre de confianza de Eteco, uno de los mayores capos del narcotráfico del Perú, vinculado a su vez a Joaquín Ramirez, es llamado «gran líder» para Rolando Reátegui, congresista fujimorista, con quien aparece en la fotografía.

Así que asumo que cuando ahora los fujimoristas llaman «a la reconciliación», a detener «el odio entre peruanos», se refieren a la reconciliación entre mafiosos y asesinos, entre el fujimorismo y los remanentes de Sendero en el Perú. Los remanentes de Sendero hace rato que juegan de guachimanes del narcotráfico, como su brazo armado. Eso, con todo lo que sabemos ahora, es lo mismo que decir que fungen de guachimanes de los financistas de Fuerza Popular.

Vaya reconciliación la que nos ofrecen los mafiosos.

[Deber ciudadano leer y compartir la nota de Ojo Público y La República: http://ojo-publico.com/2…/el-contacto-tocache-fuerza-popular]

Secured By miniOrange